El Mapa de Ruido realizado por el Ayuntamiento de Irún muestra los niveles de "ruido ambiental" (el producido por las infraestructuras viarias, ferroviarias, aeropuertos, e industrias) en las diferentes zonas de la ciudad.

El documento se compone de un informe resumen y de 15 planos que se corresponden con los distintos focos y los distintos periodos horarios según la siguiente tabla:

FocoPeriodo DíaPeriodo TardePeriodo Noche
Tráfico calles 1 2 3
Tráfico carreteras 4 5 6
Ferroviario 7 8 9
Industria 10 11 12
Total 13 14 15

En el documento se describe la forma de ejecución del mapa de acuerdo con el método establecido en el Decreto 213/2012 para los diferentes focos de "ruido ambiental". Además se expresan dos indicadores de población afectada, el normalizado por la Agencia Europea del Medio Ambiente que representa la población afectada en fachadas a 4 metros de altura a niveles de ruido y el que se basa en el ruido en fachadas pero teniendo en cuenta todas las plantas del edificio, por lo que es mucho más representativo de la realidad.

De él se deduce que el tráfico de calles es el que mayor afección produce, siendo las zonas más expuestas, las viviendas ubicadas junto a los ejes que atraviesan el municipio, es decir, tales como avenidas Iparralde, Nafarroa, Gipuzkoa, Elizatxo, Letxumborro y Colón, o la calle Hondarribia.

En cuanto al tráfico de carreteras las zonas más afectadas son las viviendas más expuestas a la AP-8, correspondientes a la parte sur del núcleo urbano (especialmente de zonas como Txenperena, Erribera, Arbes, Blaiazpi o Urdaienea) y a la GI-636, correspondientes a los barrios situados al norte del núcleo urbano de Irún, (en calles como Juan Thalamas Labandibar, Ramón Iribarren, Errotaundi , Jaizubia o la variante Santiago Urtizberea).

Respecto al tráfico ferroviario, las viviendas más expuestas a las líneas de ADIF corresponden a las situadas a lo largo de su recorrido por el centro del núcleo urbano de Irún, principalmente las fachadas orientadas a la vía de las calles Andrearriaga, Txatxena, Xarlengo, Marinel, Balleneros y Estación. En cuanto a las líneas de ETS, las viviendas con mayor afección son prácticamente las mismas que la línea de ADIF ya que la mayor parte de su recorrido va en paralelo, aún así se podrían añadir las fachadas más afectadas de la calle Jacobo Arbelaiz.

Por último, en cuanto a la actividad industrial, debido a la distancia existente entre los núcleos residenciales y las zonas industriales, no existe afección industrial a viviendas.

En cuanto a la población afectada, el periodo más desfavorable es la noche, por presentar mayor población afectada por encima del nivel de referencia de 55 dB(A). Para el período nocturno, la población afectada según el indicador de población afectada a 4m es de un 16 %, y según el indicador de población afectada en altura, ILGR, es de 12%,por tanto en el periodo nocturno el porcentaje de población afectada se reduce un 4% utilizando el indicador ILGR.

Por el contrario, en torno al 59% de la población de Irún tiene unos niveles de ruido propios de zonas tranquilas, es decir, 5 dB(A) inferiores a los objetivos de calidad acústica establecidos para zonas residenciales (55 dB(A) durante el periodo nocturno).

X