Una señal identifica en los jardines de Luis Mariano a Irun como Ciudad Amiga de la Infancia

Irun es una de las Ciudades Amigas de la Infancia desde junio de 2021, cuando UNICEF reconoció su candidatura oficialmente. Esta se presentó en noviembre de 2019 y al mismo tiempo se inició un proceso en colaboración entre UNICEF y el Ayuntamiento de Irun con el objetivo de apoyar el desarrollo, la mejora continua y la innovación de las políticas de infancia y adolescencia del municipio.

Este martes el alcalde José Antonio Santano y el delegado de Educación y Juventud Santi Jiménez, acompañados por representantes de UNICEF han mostrado en el parque infantil de Luis Mariano la imagen que, que desde esta semana y a modo de señal de tráfico, identifica Irun como Ciudad Amiga de la Infancia.

En la elección del lugar en el que se ha colocado la señal han participado niñas, niños y adolescentes de los haurtxokos de Irun, el Gazteleku y los centros escolares que participan en el Foro de Infancia y Adolescencia de Irun, que el pasado viernes celebró su primera sesión. A este primer encuentro ha hecho referencia el alcalde en sus palabras para señalar que "los niños y niñas son ciudadanos/as con derecho a opinar y mejorar la ciudad en aquellos asuntos que les afectan. Hay que escucharles y ese compromiso queda reflejado desde ahora en este punto físico que recordará que Irun es una ciudada amiga de la infancia como ha reconocido UNICEF".

Una Ciudad Amiga de la Infancia es cualquier ciudad, pueblo, comunidad o sistema de gobierno local comprometido con el cumplimiento de los derechos de las niñas, los niños y las y los adolescentes de acuerdo a la Convención sobre los Derechos de la Infancia.

Así, el I Plan de Infancia y Adolescencia del Ayuntamiento de Irun ratifica el compromiso del Ayuntamiento con los derechos de los niños y las niñas, y las y los adolescentes. Para su diseño, se ha llevado a cabo un diagnóstico en el que se ha contado con una amplia participación. El plan se aprobó en 2021 y se llevará a cabo hasta 2024.

El objetivo principal es promover y generar mecanismos de participación infantil y adolescente para incorporar a la infancia y adolescencia en el centro de las políticas municipales. Se centra en estos aspectos: los derechos y la participación activa; la creación de entornos amigables y protectores; atender las situaciones de vulnerabilidad y trabajar la resiliencia; la construcción de entornos urbanos seguros, saludables y sostenibles; el co-diseño de instalaciones, servicios y actividades; y, la  transversalidad e integralidad de políticas públicas.

X