Licitadas las obras de la calle Ermita

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto y la licitación de los trabajos

La Junta de Gobierno Local ha aprobado el proyecto técnico relativo a las obras de reurbanización de la calle Ermita. Se ha aprobado, así mismo, la contratación de la primera fase de estos trabajos con un presupuesto máximo de 732.966 euros (IVA 21% incluido).

El ámbito de actuación de esta primera fase comprende la parte oeste de la calle Ermita, desde su comienzo junto a la Ermita Ama Xantalen en su encuentro con Ibaieta Ibilbidea, hasta la zona del cruce con el puente de la calle Santa Elena. Este tramo transcurre en paralelo al Canal Dumboa.

Una calle con pasado

Miguel Angel Páez, alcalde en funciones, aseguraba que "la renovación de esta calle es esperada e importante porque se trata de una calle con gran significado histórico y que forma parte del núcleo histórico de Irun, tal y como lo recoge el PGOU de la ciudad. Es una d elas calles emblemáticas de nuestra parte vieja"

En ella se sitúa la Ermita Ama Xantalen o Santa Elena, edificación medieval hoy en día convertida en museo in situ y que alberga las ruinas de un templo romano que se remontan al siglo I. Encontramos también el molino Errotaberria, del siglo XVI, catalogado como bien cultural del patrimonio arqueológico y hoy en día convertido en vivienda, así como Ama Xantalen Iturria o la fuente de Santa Elena, del siglo XVII y de estilo barroco, situada en el cruce con el puente de Santa Elena. Ésta forma parte del conjunto monumental perteneciente al Camino de Santiago, que pasa por toda la parte oriental de la calle Ermita hasta llegar a la fuente y continúa cruzando el puente de Santa Elena.

Actualmente el área de actuación está configurada para un uso viario predominante, con un carril central en cuyo margen existe una acera estrecha que da acceso a los portales de las viviendas existentes. Junto al canal, hay una franja arbolada con plataneros de medio porte que, no llegan a configurar una acera adecuada para el paseo. La calle se ensancha a medida que llegamos al puente de Santa Elena, y la zona asfaltada en el cruce entre el puente, la Calle Ermita y la calle Uztapide Bertsolaria

Una calle con futuro

Los trabajos previstos incluyen, entre otros, la peatonalización de la zona, renovación de los acabados y pavimentos, renovación de infraestructuras y mobiliario urbano, renovación del alumbrado y distribución de zonas ajardinadas.

Así, los principales objetivos del proyecto son:

  • Asegurar la accesibilidad universal en toda la zona de actuación.
  • Priorizar la seguridad y la comodidad de los peatones frente al tráfico rodado, favoreciendo la movilidad sostenible, saludable e inclusiva, teniendo en cuenta la perspectiva de género.
  • Conseguir que el área de actuación se integre en el conjunto histórico de la ciudad de Irun.
  • Configurar espacios ordenados que faciliten y dirijan el tránsito peatonal, ofreciendo zonas de paseo y descanso amables, y puntos de encuentro para la interacción social.
  • Crear una imagen urbana coherente con el carácter histórico de la zona.
  • Dotar al entorno de los monumentos históricos existentes de los elementos necesarios para su adecuada visibilidad y su disfrute, respetar el patrimonio construido.
  • Realizar los trabajos de mejora necesarios desde el punto de vista de los servicios e infraestructuras.
  • Introducir elementos de integración ambiental como zonas verdes y ajardinadas.

La propuesta, busca la integración del área en el casco histórico de la ciudad y, en este sentido, los criterios de actuación se corresponden con los establecidos en el Plan Especial de Rehabilitación del Casco Antiguo de Irun del que forma parte la calle Ermita. 

Se plantea la transformación del área adecuándola a su importancia en el entramado urbano de la ciudad. Se busca destacar los elementos de interés de la zona y realzar su monumentalidad mediante los acabados, el alumbrado y una configuración espacial que permita una adecuada visibilidad. El planteamiento se guía para ello por criterios de sostenibilidad, perspectiva de género y accesibilidad universal.
Siendo una de las principales prioridades del proyecto la de otorgar al peatón el protagonismo que le corresponde en la vía pública, el punto de partida es la generación de un espacio de coexistencia en toda la longitud del área de actuación. Se busca generar una calle en la que haya espacio para otros usos además del de la circulación, como el paseo, la contemplación, el descanso y la interacción social. Se asegurará la existencia de itinerarios accesibles, seguros y cómodos para todas las personas usuarias, a todos los portales, monumentos y servicios.

Configuración de los espacios

La calle debe, por un lado, conservar la función de acceso rodado de doble dirección desde el cruce con el puente de Santa Elena hasta el comienzo de Ibaieta Ibilbidea. Por el otro, debe garantizar accesos peatonales accesibles a todos los portales de las viviendas existentes, así como a la Ermita-Museo y a la fuente histórica. Está situada, además, al borde del Canal Dumboa, cuya presencia en conjunto con el arbolado existente le añade también cierto interés paisajístico.

Debido al ancho reducido de la calle en la mayor parte de su desarrollo, es necesario optimizar el espacio disponible. Se propone generar un parterre continuo en toda la largura de la calle junto al muro que da al canal, de manera que los árboles existentes queden unidos por una generosa franja verde y estén protegidos de la circulación. Entre los árboles se alternarán los bancos para sentarse a su sombra. El parterre se ampliará en su encuentro con el puente de Santa Elena para absorber el desnivel existente y generar una zona ajardinada. El espacio restante, de un mínimo de 4m de ancho a excepción de en el encuentro con Ibaieta Ibilbidea, se destinará a la zona de coexistencia de vehículos y peatones.

En la zona de la fuente Ama Xantalen, donde la calle tiene más anchura, se marcará la zona de coexistencia con pilonas para proteger las zonas exclusivamente peatonales. Esta limitación, unida a la definición de la sección tipo y a la selección de los materiales de pavimentación, favorecerá la reducción de la velocidad de los vehículos.

En esta zona más ancha se plantea, asimismo, una franja ajardinada formada por dos parterres entre la zona de coexistencia y la acera junto al antiguo molino, que contribuye a la integración ambiental y separa en cierta manera al tráfico rodado de los dos edificios singulares situados al final de la calle.

Se adecentará la zona ajardinada adyacente a la fachada oriental de la fuente Ama Xantalen y se realizarán trabajos de restauración en la misma, como la renovación de la cubierta o la limpieza de sus muros. 

El presupuesto base de licitación a la cantidad de 732.966,71 €, de los que 222.890,92 euros  son aportado por servicios del Txingudi.

El plazo de ejecución previsto es de 6 meses.

X