Vuelven los bonos de Irun Aurrera a favor del comercio local y la hostelería

Una de las iniciativas más destacadas del Plan de Reactivación Económica y Social Irun Aurrera, que el Ayuntamiento lanzó en 2020 para hacer frente a las consecuencias de la pandemia de la Covid-19, fueron los bonos a favor del comercio local y la hostelería. Este miércoles, la delegada de Impulso de Ciudad, Juncal Eizaguirre acompañada por comerciantes y hosteleros, ha informado de la llegada de la quinta edición, que se podrá disfrutar en la ciudad del 12 de mayo al 19 de junio.

Los bonos han querido ser un apoyo para estos establecimientos en los peores momentos de la pandemia lanzando también un mensaje a la ciudadanía de apostar por las tiendas de Irun y sus productos a la hora de hacer las compras. Es una manera de reactivar la economía local con la que ganamos todos/as. El comercio y la hostelería local son un sector de actividad clave en la vida de una ciudad y por eso queremos renovar nuestro compromiso”, señalaba Juncal Eizaguirre.

El funcionamiento de los bonos es sencillo: por cada compra en establecimientos adheridos de 30 euros (20 euros en hostelería), el Ayuntamiento aportaba 10 euros que el consumidor se los ahorra. Sólo hay que dar el número del DNI y una aplicación informática se encarga de contabilizar los 10 bonos que cada irundarra puede canjear en cada entrega, hasta fin de existencias. Para esta quinta edición se pondrán en circulación 20.000 bonos. La adhesión de los establecimientos es gratuito y el listado de comercios y bares/restaurantes apuntados se podrá consultar en la web municipal, así como en la aplicación elaborada para saber cuántos quedan en cada local.

1,5 millones

El balance de las ediciones anteriores es muy positivo: 25.556 personas han hecho uso de alguno de los 65.000 bonos que el Ayuntamiento de Irun ha puesto en circulación a lo largo de las cuatro ediciones anteriores desde el verano de 2020. En total, la aportación municipal hasta ahora ha sido de 543.440 euros (200.000 euros más ahora con la V edición) que, unido al gasto de los consumidores, hace que el impacto en la economía local a favor de los establecimientos haya sido de 1.543.790 euros durante las ediciones precedentes.

Cabe añadir que el número de establecimientos adheridos ha ido creciendo a medida que la iniciativa iba siendo más conocida. De las 127 tiendas o bares/restaurantes de la primera edición, se pasó a los 230 de la cuarta entrega.

"Quiero agradecer a los establecimientos que se han sumado a las diferentes campañas, especialmente a la Mesa de Comercio y Hostelería con la que hemos ido diseñando de forma conjunta, y adaptando esta iniciativa pionera en Euskadi para que responda de la mejor manera posible a las necesidades del sector. Seguiremos trabajando en la misma línea, de la mano del sector", finalizaba Juncal Eizaguirre.

X