No está relacionada con la clase social, ni el nivel intelectual ni la etnia.

Se trata de un delito contra la libertad y seguridad de las mujeres. Es un problema de toda la ciudadanía.

Un agresor necesita ayuda profesional, no puede cambiar por sí mismo.

La conducta violenta es una conducta que se adquiere en nuestro entorno familiar y social y nos sirve como recurso para resolver conflictos.

El problema no es la falta de afectividad. El agresor necesita ayuda de un/a especialista.

Cualquier mujer independientemente de sus rasgos psicológicos puede ser víctima de violencia.

Los niños/as también suelen ser víctimas de la violencia.

El agresor ejerce su conducta independientemente de la conducta de su pareja.

Los agresores muestran conductas agresivas independientemente de si han consumido algún tipo de sustancia.

X