El lanzamiento del Pacto de los Alcaldes y Alcaldesas tuvo lugar en 2008 en Europa con el propósito de reunir a los gobiernos locales que voluntariamente se comprometieron a alcanzar y superar los objetivos de la UE en materia de clima y energía.

En el 2014 la Comisión Europea lanzó la iniciativa Alcaldes por la Adaptación, la cual se basa en los mismos principios que el Pacto de los Alcaldes y se centra en la adaptación al cambio climático.

Las iniciativas Pacto de los Alcaldes y Alcaldes por la Adaptación se fusionaron oficialmente con ocasión de una ceremonia celebrada el 15 de octubre de 2015 en el Parlamento Europeo.

La nueva iniciativa, el Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía es más ambiciosa y de mayor alcance: las ciudades firmantes se comprometen a respaldar activamente la implantación del objetivo de reducción de los GEI en un 40 % para 2030 de la UE y acuerdan adoptar un enfoque integrado a la mitigación del cambio climático y la adaptación a este, además de garantizar el acceso a una energía segura, sostenible y asequible para todos.

Más de 7.750 municipios de toda Europa ya se han adherido al Pacto.

Pacto de los Alcaldes para el Clima y la Energía

El Pacto de Alcaldes y Alcaldesas en Irun

Irun se adhirió al Pacto de los Alcaldes y Alcaldesas el 9 de septiembre de 2010.

Con su adhesión al Pacto de Alcaldes y Alcaldesas, Irun ha reforzado su compromiso hacia un nuevo modelo energético, haciendo una apuesta firme por la eficiencia y la utilización racional de los recursos.

La adhesión al Pacto compromete a los firmantes a elaborar e implantar un Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES) que permita para el año 2020:

  • Reducir las emisiones de GEI producidas en su territorio en, al menos, un 20 %.
  • Incrementar la eficiencia energética en un 20%.
  • Tener una presencia del 20 % de energías renovables.

El Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES) de Irun fue aprobado en diciembre de 2012 y tiene incidencia en los sectores residencial, servicios, transporte, tratamiento de residuos y primario.

Con la ejecución de las 92 medidas contempladas en el Plan se prevé que las emisiones de GEI se reduzcan para el año 2020 en un 29,9% respecto al año base establecido (2007), sobrepasando así el compromiso de reducción del 20%, adquirido mediante la firma del Pacto.

En el año 2020, Irun ha reforzado su compromiso hacia un nuevo modelo energético con su adhesión con fecha 22/06/2020 a la iniciativa Pacto de las Alcaldías para el Clima y la Energía. Con esta adhesión incorpora a la estrategia energética municipal medidas de adaptación a los efectos derivados del cambio climático, con el objetivo de aumentar la resiliencia de la ciudad en la lucha contra el cambio climático.

Los nuevos objetivos adquiridos son los siguientes:

  • Reducir las emisiones de CO2 (y, posiblemente otras emisiones de GEI) en el territorio en, al menos, un 40% al año 2030, en particular a través de la mejora de la eficiencia energética y un mayor uso de fuentes de energías renovables.
  • Aumentar la capacidad de resistencia mediante la adaptación al impacto del cambio climático.

En la actualidad se ha iniciado la elaboración del Plan de Acción para el Clima y la Energía Sostenible de Irun (2021-2030).

Documentos

X