Acciones de Carácter Económico

La declaración del Estado de Alarma el pasado 14 de marzo para la gestión de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, está provocando una seria problemática sin precedentes en nuestra sociedad, derivada de los efectos que las restricciones en la movilidad y en la actividad productiva se han impuesto.

En este contexto y en el ámbito económico, el Ayuntamiento de Irun y Bidasoa Activa trabajan en el análisis de la situación que estamos viviendo, de cara a atender las nuevas necesidades que se están produciendo. Para ello se ha establecido contacto directo con el tejido industrial y de PYMES de la Ciudad.

En un primer momento, el Ayuntamiento de cara a paliar las primeras consecuencias de la paralización de la actividad, ha decretado decretó, en unos casos, y acordó, en otros:

  • Aplazamiento del pago de los impuestos municipales y la supresión de las tasas de los servicios que no se están prestando o realizando.
  • Eliminación del servicio de estacionamiento controlado (OTA).
  • Agilizar los pagos pendientes a los proveedores del Ayuntamiento.
  • Contacto directo con el tejido económico de la ciudad: industria y PYMES.
  • Anulación de alquileres a los emprendedores del Centro de Empresas de Bidasoa activa .
  • Apertura de líneas de información y asesoramiento a PYMES y autónomos.
  • Estimulo del consumo en comercio urbano con el concurso Irundesdecasa y reparto de bonos para gastar el tejido comercial y hostelero de la ciudad.

Además, los Polideportivos municipales anunciaron:

  • Devolver la parte proporcional de abonos y cursos, por los días cerrados en el actual trimestre.
  • No emitir recibos de abonos y cursos hasta que se reabran las instalaciones.
  • En el momento en que se reabran las instalaciones, emitir recibos por la parte proporcional de los días en que la instalación permanezca abierta durante ese trimestre.

La Mancomunidad de Servicios de Txingudi ha aprobado una serie de medidas extraordinarias para responder a las necesidades de la ciudadanía con dificultades económicas y personas autónomas y microempresas que se han visto obligadas a parar temporalmente su actividad económica o que han sufrido una bajada sustancial de facturación.

Puede consultar el detalle de las medidas aprobadas, aquí.