Saltar al contenido

¿Que tipo de gastos y comisiones bancarias conlleva una subrogación de una hipoteca? ¿Y una novación?

La subrogación del acreedor, es decir, el cambio de entidad con la que se formaliza la hipoteca, suele obligar al pago de una comisión de amortización anticipada, si así se ha pactado, que en ningún caso puede superar el 0,5% del capital pendiente de amortizar en aquellos préstamos formalizados a partir del 27 de abril de 2003 y del 1% para los prestamos hipotecarios firmados con anterioridad. Igualmente, la subrogación supone unos gastos notariales y registrales que se calcularán sobre el capital pendiente de amortizar en el momento de la modificación. Respecto a la novación de una hipoteca (o modificación sustancial de las condiciones del contrato) motivada por ampliación del plazo, la comisión que la entidad puede cobrar está limitada al 0,1% del capital pendiente de amortizar. Además, para calcular los honorarios registrales y notariales se tomará como base el 1 x 1000 de la cifra del capital pendiente de amortizar en el momento de la subrogación. Además, las subrogaciones y novaciones de préstamos hipotecarios conllevan unos aranceles notariales y registrales, a los que se aplicarán las siguientes bonificaciones: -El 90% para operaciones que supongan una variación en el tipo de interés, siempre que se pase de un tipo variable a uno fijo -EL 75% para cualquier otra operación.

 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52