Saltar al contenido

Bancos. Fondos de inversión

SOCIOS

Fondos de inversión

 

¿Qué son los fondos de inversión?

 

Consisten en un patrimonio común a múltiples inversores, denominados partícipes, que es administrado por una sociedad gestora, contando esta sociedad para ello con una serie de expertos profesionales. A cambio de esta gestión cobran unas comisiones, cuyas cuantías máximas están limitadas, que pueden ser de los siguientes tipos:


- De suscripción, que se cobra sólo en algunas ocasiones, al adquirir las participaciones del fondo.


- De gestión, como remuneración de los servicios de negociación y administración que realiza la entidad gestora del fondo.


- De depósito por las labores de intermediación y depósito de la entidad depositaria del fondo.


- De reembolso, que se cobra, cuando existe, al vender las participaciones del fondo.

 

¿Qué clases de fondos de inversión de carácter financiero existen?

 

En función de los productos en los que se inviertan, la normativa distingue entre los FIAMM y los FIM.


- Los FIAMM (Fondos de Inversión en Activos del Mercado Monetario) se invierten en productos, como letras del Tesoro, bonos, obligaciones, pagarés de empresa, etc., con vencimiento a corto plazo (menos de 18 meses).


- Los FIM (Fondos de Inversión Mobiliaria) pueden invertir su capital en renta fija (pública o privada) en renta variable (acciones) o en ambas, pudiendo variar la composición de su inversión con el paso del tiempo.


- Por otra parte, los Fondtesoros son una categoría especial, que a su vez pueden ser FIAMM o FIM. Son el resultado de un convenio que algunas entidades gestoras han suscrito con la Dirección General del Tesoro y Política Financiera para invertir prácticamente en exclusiva en deuda del Estado.

 

¿Qué rentabilidad se obtiene con los fondos de inversión?

 

La rentabilidad de los fondos de inversión no es fija, como la de los depósitos a plazo. Para comparar los distintos fondos entre sí podemos tener en cuenta su rentabilidad pasada, pero considerando:


- El tipo de fondo de que se trate. Así, los FIAMM suelen ofrecer pocas variaciones en su rendimiento, que suele ser modesto, ya que se invierte a corto plazo. Por el contrario, los FIM, cuya cartera se invierte a más largo plazo, e incluso en acciones, experimentan grandes oscilaciones en su rentabilidad, que puede llegar a ser negativa en períodos cortos de tiempo.


- Que las rentabilidades pasadas no garantizan que se mantengan en el futuro.


Existen en el mercado los denominados fondos garantizados. Son fondos que garantizan la obtención de una revalorización mínima en un período determinado de tiempo en relación a un parámetro fijo (por ejemplo, un porcentaje), a un índice (por ejemplo, el índice bursátil Ibex-35) o a una combinación de ambos. También hay fondos que garantizan una renta periódica en un período de tiempo determinado. En todo caso, la revalorización mínima garantizada sólo tiene vigencia si se cumplen dos condiciones:


- Que se adquieran las participaciones dentro del plazo de suscripción que se determine.


- Que se mantengan invertidas en el fondo durante el plazo establecido o que se cumpla el plan de rentas acordado.


Para evaluar la rentabilidad de estos productos, como la de todas las inversiones que hagamos, debemos tener en cuenta su fiscalidad, esto es, los impuestos que tendremos que pagar por los rendimientos que obtengamos. En los fondos de inversión debemos tener en cuenta que no tributan en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) hasta que no vendamos todas o parte de las participaciones que tengamos, por lo que podemos elegir el momento que más nos convenga en cuanto a la fiscalidad.



Enlaces asociados:

 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52