Saltar al contenido

Arreglos de casa. Obras

OBRAS

Se incluyen en este apartado todas aquellas obras que vayan destinadas al mantenimiento y reforma de viviendas, mantenimiento y reforma de sus instalaciones y de edificaciones anexas. A partir de esta información es fácil deducir que la norma es de aplicación a un gran número de profesionales: albañiles, carpinteros, fontaneros, electricistas, pintores, escayolistas, persianeros, parquetistas, cristaleros, etc.; en suma cualquier profesional que acude a nuestro domicilio a efectuarnos un trabajo.

Derecho a la información


Una vez sabido a qué profesionales hace referencia esta regulación, nos interesa muy especialmente conocer cuáles son nuestros derechos como usuarios de estos servicios.


El primero de ellos es el derecho a la información, a obtener de esos profesionales una información exacta de la identificación del prestador del servicio, precios con los que trabaja (por mano de obra, desplazamiento, recargos por trabajo fuera del horario habitual a petición del usuario), y otras informaciones tales como el derecho del usuario a presupuesto previo, existencia de hojas de reclamaciones, etc.


Estas informaciones, si el profesional tiene establecimiento, local o dependencia abierto al público, deberán figurar en carteles perfectamente visibles para el usuario. Si como resulta frecuente, el profesional no tiene local abierto al público, o acude directamente a nuestro domicilio, tras la llamada o aviso, sin que nosotros nos personemos antes en su local de negocio, la información debe suministrarse en una hoja informativa que deberán entregarnos con carácter gratuito y antes de la prestación del servicio.

 

Derecho a presupuesto


Los usuarios de los servicios a domicilio tenemos derecho a que se nos realice un presupuesto previo al trabajo, por escrito, por duplicado y firmado por ambas partes, y quedando una copia en nuestro poder. Si no queremos un presupuesto previo deberá constar nuestra renuncia por escrito y se sustituirá por una orden de trabajo, firmada asimismo por ambas partes.


El presupuesto, además de recoger los datos de identificación de la empresa y otros complementarios, debe describir el servicio solicitado, con la cantidad, calidad y precio de los materiales a emplear, precio de la mano de obra desglosada por horas, días superficies, volúmenes o lo que proceda, fecha prevista de inicio y fin de los trabajos y precio total.


Asimismo, es conveniente saber que el presupuesto no aceptado puede ser cobrado por el profesional, siempre que emita factura por ello y no pudiendo ser el importe a cobrar superior al 1% del total del servicio presupuestado, Por otra parte, si existiesen modificaciones respecto del presupuesto inicial, tales como averías no previstas o modificaciones solicitadas por el cliente, deberán hacerse constar por escrito y ser aceptadas por el cliente, firmándolas.

 

Derecho a factura


Todos los usuarios tenemos derecho a factura detallada del trabajo o servicio realizado, con desglose de los materiales utilizados y sus precios y de la mano de obra. Si hubo presupuesto previo, el contenido e importe de la factura será igual al presupuesto realizado y se ajustará a lo efectivamente ejecutado.


Si hubiera pagos parciales se entregarán justificantes de cada operación. Por último interesa recalcar que siempre debemos pedir o exigir factura, pues es un documento necesario para fundamentar posibles reclamaciones.

 

Derecho a una garantía


La normativa sobre la actividad de prestación de servicios a domicilio no especifica ningún plazo. Lo que sí señala es que los plazos y las condiciones de la garantía sobre los servicios prestados vendrán reflejados tanto en el presupuesto, como en la factura final. Por lo tanto, la garantía vendrá fijada discrecionalmente por el prestador de servicios. Pero el hecho de que la garantía no venga reflejada, o que sea de muy corta duración, no exime a la empresa de las responsabilidades que puedan surgir por la aplicación de las normas propias del código civil en cuanto a plazos de prescripción, vicios ocultos, responsabilidad civil contractual y otras.


Durante el período de vigencia de la garantía tendremos derecho a la reparación totalmente gratuita en los vicios o defectos de la reforma, instalación o reparación efectuada sobre la que recae la garantía, así como de los daños y perjuicios por ellos causados.


El prestador del servicio debe entregarnos un documento de garantía de los trabajos efectuados, en el que se especifique la reforma o instalación efectuada, titular de la garantía, garante, duración y plazo.

 

¿Qué se consideran servicios a domicilio?


El Gobierno Vasco, con el fin de proteger mejor nuestros derechos en el ámbito de los servicios a domicilio, ha aprobado una normativa para su regulación. Esta normativa considera servicios a domicilio todos los destinados al mantenimiento o a la reforma de la vivienda en general y de sus instalaciones y edificaciones anexas, tanto de propiedad individual como de la Comunidad de Propietarios.


Estos servicios de mantenimiento o de reforma pueden prestarlos muy diversos tipos de profesionales, como albañiles, carpinteros, cerrajeros, cristaleros, electricistas, fontaneros, instaladores de gas, pintores, etc.; su importancia puede ir desde una pequeña reparación en el hogar hasta una reforma general de la vivienda.


Sin embargo, no se consideran incluidos en la normativa reguladora de los servicios a domicilio:


- Los servicios de entrega a domicilio, como por ejemplo, de comida.


- Los servicios que tengan carácter subsidiario respecto a la actividad de la venta de bienes. Por ejemplo, la instalación del mobiliario para el comedor que hemos comprado en una tienda de muebles.


- Los servicios con regulación específica. Por ejemplo, los servicios de asistencia técnica.

 

¿Qué requisitos debe cumplir el Presupuesto?


Tenemos derecho a un presupuesto por escrito antes de la realización del servicio. La renuncia a este derecho debemos hacerla escribiendo de nuestro puño y letra la frase "renuncio al presupuesto" y con nuestra firma.


En el presupuesto deben figurar, además de nuestra identificación y la del prestador del servicio, los siguientes datos:


- Descripción del servicio solicitado, indicando características, calidades y resultado final.


- Precio total, impuestos incluidos, desglosando la cantidad, características y precio por unidad de los materiales a emplear, el precio de la mano de obra y los gastos de desplazamiento. Si el cálculo del precio se realiza por metros lineales, m2 o m3, deben indicarse la cantidad y características. Debe señalarse también la forma de pago.


- Período de garantía del servicio y condiciones de la misma.


- Fecha prevista de inicio y fin del servicio.


- Período de validez de la oferta realizada en el presupuesto.


- Fecha y firma o sello del prestador del servicio.

 

El presupuesto puede variarse en los siguientes casos:


- Por averías o defectos ocultos que aparezcan después de su realización. En este caso, el encargado del servicio debe comunicarnos de forma inmediata y por escrito las modificaciones que suponga, siendo necesaria nuestra conformidad por escrito. Si la gravedad de la avería o el defecto hace necesaria, para evitar perjuicios, una intervención inmediata, pueden informarnos verbalmente si así lo admitimos.


- Por cambios en el trabajo que hayamos solicitado, que deben constar por escrito y que debemos aprobar mediante firma.


Cuando la confección del presupuesto no sea gratuita, el prestador del servicio debe informarnos documentalmente sobre su coste antes de su elaboración.

 

¿Qué requisitos debe cumplir la factura?


Finalizado el trabajo, el prestador del servicio tiene la obligación de entregarnos una factura con su identificación, la nuestra, y los siguientes datos:


- Número de la factura.


- Descripción del servicio realizado.


- Precio total, impuestos incluidos, con el desglose indicado para el presupuesto.


- Condiciones, contenido y período de duración de la garantía del servicio y de los materiales empleados, así como normas reguladoras de la garantía.


- Fecha y firma del prestador del servicio.


- La cuantía y los conceptos de la factura deben corresponderse con los presupuestados y realmente ejecutados.


En ningún caso pueden cobrarnos los materiales empleados para la realización del trabajo por encima de su precio de venta al público. Para poder comprobarlo, el prestador del servicio tiene la obligación de tener a nuestra disposición las facturas de compra de los materiales o las tarifas de precios de los mismos.

 

Reclamaciones


En caso de aparecer problemas con la prestación de un servicio a domicilio, debemos intentar en primer lugar llegar a un acuerdo amistoso y razonable con el prestador del servicio.


Si ello no es posible, podemos acudir a las Asociaciones de Consumidores, a las Oficinas Municipales de información al Consumidor (OMICs) o a las Delegaciones Territoriales del Departamento de Comercio, Consumo y Turismo del Gobierno Vasco. Previamente a ello, tenemos derecho a rellenar una hoja de reclamaciones, que el prestador del servicio debe tener a nuestra disposición.

Algunas actuaciones de los prestadores de servicios a domicilio pueden ser consideradas como infracciones y sancionadas con MULTAS por el Departamento de Comercio, Consumo y Turismo. Es el caso de las siguientes:


- Cualquier incumplimiento de las obligaciones y requisitos indicados.


- La inducción a contratar prestaciones innecesarias para la obtención del resultado solicitado.


- El cobro de cantidades que supongan un incremento abusivo del precio habitual.


- La realización de servicios deficientes sin subsanar sin demora los efectos.


- El retraso injustificado en la iniciación o en la finalización del servicio.

 

Podemos también acudir al sistema arbitral de consumo. Como última opción tenemos la vía judicial.



 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52