Saltar al contenido

Compras fuera del establecimiento

ventas

Ciertas operaciones de consumo se realizan en sitios distintos a los establecimientos habituales. Estas son las ventas fuera de establecimientos comerciales y pueden realizarse en casa de la persona compradora (venta a domicilio) o en cualquier otro espacio que sea distinto al de la empresa o persona vendedora.

En este tipo de ventas las personas consumidoras también tienen derechos que están recogidos en el Real Decreto Legislativo 1/2007, de 16 de noviembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley General para la Defensa de los Consumidores y Usuarios y otras leyes complementarias (artículos 107 al 113).

 

Las situaciones más habituales en las que se realizan ventas fuera del establecimiento comercial suelen ser las siguientes:

- Venta domiciliaria: Se trata de aquellas que se realizan profesionalmente mediante una visita al domicilio o al lugar de trabajo de la persona consumidora. Da igual que el producto o servicio vendido se entregue o no en el momento de la venta.

- Ventas de reunión: Este tipo de ventas se produce cuando un grupo de personas son convocadas por una de ellas, a petición de una empresa o persona vendedora.

- Excursiones: Una de las ventas fuera del establecimiento comercial más empleada es la que se realiza en excursiones organizadas por ofertantes y en hoteles. Los destinatarios principales de este tipo de ventas son las personas mayores.

Se hacen en excursiones de un día, a un precio muy bajo, y en el que se suele incluir el transporte, la comida y un regalo atractivo pero de poco valor. Antes de la excursión es frecuente que las personas compradoras potenciales hayan sido captadas mediante folletos publicitarios, y los artículos que se ofrecen durante estas excursiones acostumbran a ser:

 

    • Productos para el hogar (cuberterías, electrodomésticos?).
    • Productos textiles (sábanas, edredones?).
    • Complementos (relojes de pulsera, bisutería?).

 

La Ley no es aplicable a los siguientes tipos de contratos:

  • Contratos a los que sea aplicable la normativa sobre venta a distancia y comercio electrónico.
  • Contratos inferiores a 48,08€.
  • Contratos relativos a bienes inmuebles, o que tengan por objeto algún otro derecho sobre los mismos.
  • Contratos de seguro.
  • Contratos que tengan por objeto valores mobiliarios.
  • Contratos documentados notarialmente.
  • Contratos relativos a productos de alimentación, bebidas y otros bienes consumibles de uso corriente en el hogar, suministrados por proveedores que realicen desplazamientos frecuentes y regulares.
  • Contratos en los que concurran las tres circunstancias siguientes:

1- Que se realicen sobre la base de un catálogo que la persona consumidora haya tenido oportunidad de consultar en ausencia de la persona vendedora.

2- Que se haya previsto una continuidad en el contacto entre la empresa y la persona consumidora en lo referente a la venta realizada o a otra posterior.

3- Que el catálogo y el contrato mencionen claramente el derecho de la persona consumidora a rescindir libremente el contrato durante un plazo que ha de ser, como mínimo, de siete días. O que establezcan, en la misma forma, el derecho de la persona consumidora a devolver las mercancías durante un plazo igual, que empezará a contarse a partir de la fecha de recepción.

 

Documentación obligatoria

El contrato o la oferta contractual deben formalizarse siempre por escrito, en doble ejemplar. Además, debe acompañarse de un documento de desistimiento e ir fechados y firmados de puño y letra por la persona consumidora.

En el espacio superior de la parte del documento reservada para la firma de la persona consumidora debe constar, en caracteres destacados, una referencia clara, comprensible y precisa al derecho a desistir del contrato, así como los requisitos y consecuencias de su ejercicio.

Una vez suscrito el contrato, la persona vendedora debe entregar a la persona consumidora  uno de los ejemplares y el documento de desistimiento. Siempre corresponde a la empresa o parte vendedora probar el cumplimiento de estas condiciones.

 

¿Cómo se ejerce el derecho de desistimiento?

La persona consumidora puede ejercer su derecho de desistimiento en el plazo de 14 días naturales, sin que sea necesario alegar causa alguna y sin penalización. No obstante, si el documento de desistimiento se ha entregado a la persona consumidora después de que haya recibido el producto o de la celebración del contrato, el plazo de 7 días contará a partir de la recepción de dicho documento.

 



Enlaces asociados:

 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52