Saltar al contenido

Transporte de viajeros. Tren

TREN

Transporte de viajeros por tren:

La reserva se puede efectuar en la estación, por teléfono o por Internet.

Respecto a la anulación del billete:

- Si se realiza en la estación de origen o en una dependencia con interconexión electrónica, puede efectuarse hasta 15 minutos antes de la salida.

- Si se realiza en el resto de las estaciones, puede efectuarse hasta una hora antes de la salida.

El importe a devolver cuando se realiza una anulación depende de la tarifa aplicable al día (día azul, blanco o rojo) y oscila entre el 15% y el 25% del precio del billete.

Si quien realiza la anulación es la empresa de transporte, se debe reintegrar la totalidad del billete.

Información del billete:

El billete debe contener los siguientes datos:

1. Datos de la empresa de transporte

2. Fecha de expedición del billete

3. Fecha del viaje

4. Clase en que realiza el trayecto

5. Plaza del asiento

6. Tipo de tren

7. Trayecto del viaje

8. Tarifa aplicada

9. Forma de pago

10. Consejos adicionales

11. Precio total del billete

12. Inclusión de IVA y SOV

13. Número de billete y reserva

Equipaje:

Si se pierde una maleta en un viaje en tren distinguiremos entre:

- Grandes líneas, regionales y cercanías. Al no existir obligación de facturar el equipaje, no indemnizan por la pérdida o robo del mismo.

- AVE: indemniza por pérdida o robo del equipaje facturado hasta un total de 300 euros por bulto.

Cualquier pérdida de equipaje puede ser, además, indemnizada por producir los correspondientes daños morales a la persona consumidora.

Retrasos:

En el caso de que hayamos adquirido un billete que contempla una combinación de trenes y se pierda la posibilidad de enlazar los mismos por un retraso, tenemos derecho a la devolución del dinero abonado o al pago de los gastos de hospedaje y/o manutención hasta que se produzca la posibilidad de enlazar con el mismo.

Seguro obligatorio de viajeros:

Todos los transportes públicos de pasajeros por autobús, por ferrocarril o por cable que se realicen por territorio español o que, al menos, tengan su inicio dentro de él, están cubiertos por el Seguro Obligatorio de Viajeros (SOV), cuyo precio debe estar incluido en el del billete. El SOV cubre los accidentes que nos ocurran dentro del tren aunque el viaje no se haya iniciado o haya concluido ya, así como al entrar o salir del tren. La cobertura garantizada por el SOV comprende asistencia sanitaria e indemnizaciones cuando se produzca muerte, invalidez permanente o incapacidad temporal.

Para poder beneficiarnos de esta medida, deberemos dar parte al seguro en un periodo de 30 días desde el accidente y tendremos que presentar el billete. Tendrá derecho a este seguro quien esté provisto del título de transporte, además de los menores que estén exentos legalmente del pago de pasaje.

Para prevenir problemas:

Debemos conservar el billete u otro título válido de transporte, como mínimo hasta el final del trayecto, ya que nos lo pueden requerir en cualquier momento de la duración del transporte. Además, nos será necesario para las reclamaciones que, en su caso, presentemos o para ser beneficiario del Seguro Obligatorio del Viajero.

En los transportes con la hora de salida previamente fijada es conveniente llegar al lugar de donde salen con tiempo de sobra.

Hay que pedir el correspondiente resguardo al facturar el equipaje.

Tenemos derecho a exigir que el vehículo esté en adecuadas condiciones de higiene, limpieza y uso y que el viaje se ajuste a lo contratado en cuanto a vehículo, ruta, horario, etc.

Es aconsejable que nos informemos previamente cuando vayamos a adquirir un billete de transporte sobre las tarifas aplicables, reducciones o descuentos si los hubiera y comprobar que los datos del mismo son los correctos.

Si llevamos objetos de valor es mejor declararlos aunque tengamos que pagar un poco más, ya que nos evitaremos sorpresas en caso de daños y pérdidas.

Para reclamar:

En caso de problemas, debemos primero intentar solucionarlos con el prestador del servicio de transporte. Todas las estaciones de tren cuentan con hojas de reclamaciones a nuestra disposición.

Si no llegamos a un acuerdo y se trata de una cuestión de contenido económico en materia de transporte terrestre, lo más rápido y conveniente es acudir a las Juntas Arbitrales de Transporte. En la Comunidad Autónoma hay dos Juntas Arbitrales del Transporte, la de Álava, con competencia en dicho Territorio Histórico, y la del País Vasco, con competencia en Bizkaia y Gipuzkoa. Son organismos creados para resolver las reclamaciones y conflictos de contenido económico en relación con los transportes terrestres. Incluye también aquellos casos en los que se combina un transporte terrestre con otro por barco o aéreo.

Las Juntas Arbitrales de Transporte resuelven las reclamaciones cuya cuantía no exceda de 3005,06 euros, salvo que alguna de las partes intervinientes en el contrato de transporte manifieste expresamente a la otra con anterioridad al inicio del transporte que no se somete al arbitraje. Resuelven también las reclamaciones de cuantía mayor a esa cantidad si así lo pactan las partes. La intervención de las Juntas Arbitrales del Transporte es gratuita y no es obligatorio emplear ni abogado ni procurador para acudir a ellas. Los laudos o resoluciones arbitrales son ejecutivos y de obligado cumplimiento.

Podemos también acudir al sistema arbitral de consumo, y, como último recurso podemos acceder a la vía judicial.

En todo caso, están a nuestra disposición las Oficinas Territoriales del Departamento de Industria, Comercio y Turismo del Gobierno Vasco, las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs) y las Asociaciones de Personas Consumidoras y Usuarias.

 

 

 

 



Enlaces asociados:

 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52