Saltar al contenido

Tintorerías. Obligaciones del establecimiento.

Las tintorerías deben exponer a la vista del público la siguiente información:

  1. Precios máximos de prendas de uso más corriente. Debe constar si el IVA está o no incluido.
  2. Obligación de mostrar al cliente que lo solicite el Reglamento que regula este servicio, así comola Carta de Recomendaciones al Usuario.
  3. Indemnizaciones, de acuerdo con la cantidad pactada en el resguardo.
  4. Horario.
  5. Existencia de Hojas de Reclamaciones.


También deben entregar un resguardo en el que debe figurar:

  1. Nombre, domicilio, CIF o DNI de la empresa; nº de orden, nombre y domicilio del usuario.
  2. Designación de la prenda. Si no es limpieza en seco, especificar si se trata de ropa blanca, de color o varia.
  3. Servicio solicitado
  4. Precio.
  5. Fecha de recepción de la prenda y fecha prevista de entrega. Si existe posibilidad de deterioro debe estar consignado en el resguardo.
  6. Valoración de la prenda, de mutuo acuerdo, a efectos de indemnización en caso de extravío o deterioro.
  7. Firma o sello del prestador del servicio, y si éste se exime de alguna responsabilidad es necesaria la firma del usuario.
  8. Firma del usuario, requisito necesario cuando el documento refleje alguna causa de exención de responsabilidad del prestador del servicio.
  9. Si el precio no consta en el resguardo, se debe aplicar la tarifa más sencilla anunciada.
  10. Si la limpieza ha sido defectuosa deben realizarla de nuevo sin recargo alguno.
  11. Si en el resguardo no han sido consignados los posibles daños, el establecimiento será responsable de los mismos.

El pago anticipado sólo podrá exigirse si el cliente está de acuerdo. En este caso, deben realizar el trabajo como máximo en tres días y en seis días si se trata de teñido.

Una prenda se considera EXTRAVIADA cuando, requerida por el cliente, no sea devuelta en treinta días como máximo, a partir de la fecha prevista de entrega.

Los artículos pueden ser retirados sin recargo alguno en un plazo de tres meses. A partir de este plazo pueden cobrarnos una cantidad en concepto de guardarropa o conservación, siempre que se haga constar su importe en lugar visible al público.

En caso de que el cliente extraviase el resguardo, para poder retirar la prenda objeto del servicio, deberá acreditar su identidad al prestador del mismo y firmar la copia del resguardo que obra en poder del establecimiento.

En ocasiones las tintorerías ponen objeciones a ciertas manchas y tipos de prenda. Si el establecimiento considera que el estado o tipo de prenda corre riesgos de deterioro por el tratamiento solicitado, debe informar de ello, desaconsejarlo si fuera el caso y recomendar el más idóneo.

La insistencia del usuario en contra de las recomendaciones del profesional daría lugar a la exención de responsabilidad del establecimiento por daños en la prenda, más aún si se recoge así en el resguardo. Cuando la tintorería considere que las prendas corren el peligro de deteriorarse por el tratamiento solicitado, debe aclararlo de manera expresa en el resguardo. Sólo así quedaría exento de responsabilidades ante cualquier accidente. Como prueba, el aviso verbal no sería suficiente.

Los prestadores del servicio son responsables de los daños y perjuicios que se originen en relación con la prestación de los mismos, por lo que una cláusula general de exención sería abusiva. Sólo podrán eximirse de responsabilidad en los supuestos de daños o deterioro si se reflejan en el resguardo las observaciones correspondientes a tales daños. Supuestos en los que será obligatoria la firma del usuario.



 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52