Saltar al contenido

Telefonía móvil. Los pagos

A) Teléfono móvil: compra del teléfono (puede ser subvencionada o, incluso, gratui­ta si se trata de un teléfono vinculado).

B) Contratación:

1. Conexión a la red:

- Compra de la tarjeta SIM, en su caso.

2. Conexión al servicio:

- Cuota de abono,  cuota fija mensual de alquiler de la línea te­lefónica. La mayoría de operadores, en lugar de cuota fija mensual, exigen un consumo mínimo que, en caso de no ser superado, deberá ser abonado. De esta forma se aseguran el pago de un importe mínimo mensual.

- Cuota de consumo de servicio telefónico-tiempo de llamadas realizadas: cuota variable en función de las llamadas realiza­das.

- Cuota de consumo de otros servicios (Ej.: buzón de voz, men­sajes cortos SMS, mensajes multimedia MMS, servicios de información, servicios de acceso a Internet).

Límites y obligaciones importantes para los operadores:

? La variación de precios debe comunicarse con 1 mes de antelación a las personas abonadas.

? Está prohibido el redondeo al alza en el tiempo consumido, lo que significa que, por ejemplo, los operadores no pueden cobrar el primer minuto de llamada completo si no se ha consumido.

? Los precios del operador deben estar publicados en su página web.

Si va usted a contratar un servicio de telefonía móvil, es importan­te que conozca que esta contratación puede realizarse de dos ma­neras diferentes, atendiendo al sistema de pago de las facturas:

- Contrato-postpago: se paga por el consumo del servicio tras llevar a cabo dicho consumo (se conoce como Contrato).

- Contrato-prepago (o tarjeta): el pago se realiza previo al servicio, con lo que se dispone de un determinado saldo y cada vez que se hace una llamada o se utiliza uno de los servicios ofrecidos por el operador disminuye el importe disponible. Para aumentar el saldo la persona usuaria debe cargar la tarjeta.

Los operadores frecuente­mente incluyen determinadas condiciones específicas para la tarjeta prepago, condiciones que, en cualquier caso, deben figurar en el contrato. Muchas tarjetas prepago incluyen un período de validez determinado que se cuenta, normalmente, a partir de la primera llamada o la última recarga. Cuando vence el período de validez, la tar­jeta queda desactivada y únicamente se pueden recibir llamadas por un tiempo determinado. Para evitar la desactivación de la tarjeta, que suele comportar la pérdida del saldo disponible, es preciso recargarla cada cierto tiempo.

 



 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52