Saltar al contenido

¿Qué es un Servicio de Asistencia Técnica (SAT)?

electrodomesticos

Son los establecimientos o personas que, cumpliendo los requisitos reglamentarios establecidos, se dedican a la reparación, instalación y/o conservación o mantenimiento de aparatos de uso doméstico. Prestan sus servicios tanto en los locales donde se desarrolla su actividad como en los domicilios de los usuarios.
Se entiende como aparatos de uso doméstico los bienes de consumo duradero presentes en nuestros hogares que utilizan directa o indirectamente para su funcionamiento o aplicación cualquier tipo de energía o que la transforman. Suelen clasificarse en tres grandes grupos:


- Pequeños aparatos: Planchas, exprimidores, secadores de pelo, batidoras, etc.
- Línea blanca: lavadoras, lavavajillas, frigoríficos, etc.
- Línea marrón: televisores, aparatos musicales, etc.


Servicio de asistencia Técnica Oficial de la marca
Son SAT oficiales de marca los que poseen autorización escrita del fabricante o de su representante legal en España, pudiendo ostentar en dicho local la referida marca, cosa que queda totalmente prohibida a los servicios que no sean "oficial de la marca" ya que puede inducir a confusión o error al usuario, sobre una supuesta vinculación con la marca que ostente.

Derecho de admisión

Si usted solicita la reparación de un aparato de uso doméstico en un Servicio de Asistencia Técnica (S.A.T.), éste deberá efectuar las reparaciones requeridas siempre que le sea posible. En caso de que al SAT le sea imposible llevar a cabo la reparación o reparaciones solicitadas por usted, le deberá informar por escrito de los motivos de tal imposibilidad.
Los SAT oficiales de marca, sólo estarán obligados a reparar aquellos aparatos de la marca y gama que representen, cualquiera que haya sido el establecimiento o lugar de compra del aparato y siempre que éstos hayan sido legalmente importados, si son originarios de otro país; debiendo encontrarse anunciadas, dichas reparaciones, de forma clara y visible para usted entro del establecimiento.
En todo caso, se le deberá atender a usted sin discriminación y por orden de petición del servicio, salvo causa justificada, y no podrá sufrir ninguna postergación en los casos de servicios cubiertos por garantía.

Información al usuario
Los Servicios de Asistencia Técnica de aparatos de uso doméstico, están obligados a exhibir al público, de forma perfectamente visible, diversas informaciones:
Los "precios aplicables" por tiempo de trabajo y los gastos de transporte y desplazamiento, así como los precios de cualquier otro servicio ofertado y recargos a aplicar por trabajos efectuados con carácter de urgencia o fuera de la jornada laboral. Deben indicar si el IVA está o no incluido en el precio. En este último caso, deben indicar el tipo aplicable.
"Todo usuario tiene derecho a presupuesto previo escrito de las reparaciones o servicios que solicite y queda obligado al pago de su elaboración sólo cuando habiéndolo solicitado no acepte".
"Todas las reparaciones están garantizadas por tres meses".
"Este establecimiento tiene HOJAS DE RECLAMACIONES a disposición del usuario que las solicite".
"Horario de prestación de servicios".


En los servicios que se realicen a domicilio, el técnico debe disponer de una hoja informativa donde se especifiquen los datos anteriores.

Resguardo de depósito

En todos los casos en que deposite un aparato de uso doméstico en el establecimiento de un SAT, deben entregarle un resguardo acreditativo de depósito, cuya presentación es necesaria para la recogida del presupuesto y para la retirada del aparato.
En los casos en que exista presupuesto, éste debidamente firmado por nosotros y por el prestador del servicio hace las veces de resguardo de depósito. En el caso de que pierda el resguardo, deberá identificarse a plena satisfacción del SAT.
Usted estará obligado a satisfacer el pago por gastos de almacenamiento, a partir del plazo de un mes desde la fecha en que debiera haber recogido el aparato, contándose el plazo desde que se le comunica a usted que el aparato ya está reparado y a su disposición, y siempre que dichos gastos por almacenaje se encuentren claramente reflejados en la tabla de precios expuesta al público en el establecimiento.

Presupuesto previo

Usted como usuario de cualquier SAT tiene derecho, al reparar cualquier aparato de uso doméstico, a solicitar de dicho servicio un presupuesto escrito y previo a la reparación. La renuncia a este derecho debe hacerse por escrito. El presupuesto deberá estar a nuestra disposición en un plazo inferior a 5 días hábiles desde su solicitud y tendrá una validez de, al menos, treinta días desde la fecha en que se lo entreguen.

En todo presupuesto deberán figurar los siguientes datos:
- Nuestra identificación y la del establecimiento.
- Marca, modelo y nº de serie del aparato que usted desea reparar.
- Motivo de la reparación.

- Diagnóstico de la avería.
- Pagos a satisfacer, con referencia a las piezas de repuesto a utilizar.
- Fecha prevista de entrega del aparato reparado o de la reparación si se realiza a domicilio.
- Plazo de validez del presupuesto, que no puede ser inferior a 30 días desde que nos lo comuniquen.
- Fecha y firma del responsable del SAT.
Si usted solicita un presupuesto y posteriormente no lo acepta, el SAT podrá exigirle que satisfaga el importe por la elaboración de dicho presupuesto, con los importes máximos siguientes:
- Para pequeños aparatos de uso doméstico, el valor de 15 minutos de tiempo de trabajo.
- Para aparatos de línea blanca, el valor de 30 minutos de tiempo de trabajo.
- Para aparatos de línea marrón, el valor de 60 minutos de tiempo de trabajo.

Piezas de repuesto

Todas las piezas de repuesto empleadas por los SAT en la reparación de cualquier aparato doméstico, deberán ser nuevas, a no ser que usted dé su consentimiento por escrito para que dicho servicio utilice piezas de repuesto usadas, recuperadas o no originales, debiendo estar éstas en perfectas condiciones para el uso a que van a ser destinadas y a un precio más bajo que las nuevas que existan en el mercado.
Una vez efectuada la reparación del aparato, si usted lo desea, el SAT está obligado a ofrecerle y entregarle las piezas sustituidas, siempre que la reparación no esté amparada por la garantía del aparato.
El SAT debe tener a su disposición justificación documental que acredite el origen, naturaleza y precio de las piezas de repuesto utilizadas en las reparaciones. Está prohibida toda sustitución innecesaria de piezas, que suponga un incremento del costo de la reparación o una posible degradación del aparato.
Todos los SAT tienen la obligación de servir piezas de repuesto durante un tiempo desde que se ha dejado de fabricar un modelo:
- En los aparatos que cuesten más de 60 euros: 7 años.
- En los aparatos que cuesten menos de 60 euros 5 años.
- En el caso de piezas estéticas: 2 años.


Desde el momento en que la solicitemos, toda pieza de repuesto debe servirse en el plazo de 15 días, salvo que sea de un aparato de importación, caso en el que el plazo se amplía a 1 mes.

Factura

Cualquier SAT al que usted acuda y le realice una reparación, deberá entregarle una factura en la que deben detallarse, además de nuestra identificación y la del SAT, los siguientes datos:
- Marca y modelo del aparato reparado.
- Operaciones realizadas al aparato reparado.
- Precio, con desglose de las piezas de repuesto utilizadas y del tiempo de mano de obra empleado, así como de los conceptos de desplazamiento, transporte u otros.
- IVA.
- Fecha y firma de persona responsable del SAT.
El importe de la factura debe corresponderse con el del presupuesto, en caso de que lo hayamos solicitado.

Cuando el servicio se realice en nuestro domicilio y se trate de averías de sencilla reparación, pueden cobrarnos como tiempo mínimo de trabajo, aunque el tiempo real de ocupación haya sido menor, el siguiente importe:
- Pequeños aparatos: 15 minutos del valor de la hora de trabajo.
- Línea blanca: 30 minutos del valor de la hora de trabajo.
- Línea marrón: el valor de una hora de trabajo.


En las prestaciones de los SAT a domicilio sólo pueden cobrarnos una vez los gastos de desplazamiento, aunque el servicio afecte a varios aparatos y aunque sean necesarios varios desplazamientos. No pueden cobrarnos los desplazamientos en que no hayan podido prestar sus servicios porque hayamos estado ausentes.

Garantía de las reparaciones

Cualquier reparación que usted realice en un SAT quedará garantizada en los siguientes términos o condiciones:
Tendrá un período de validez mínimo de tres meses a partir de la entrega del aparato, en tanto en cuanto dicho aparato no sea manipulado o reparado por terceros.
Será total sobre la reparación efectuada y afectará a todos los gastos que se puedan ocasionar (desplazamientos, piezas de recambio e imposiciones fiscales que graven la nueva operación) siempre y cuando dichos conceptos estén contenidos en la factura de la reparación anterior.
No tiene validez en caso de que la nueva avería sea debida a un uso inadecuado del aparato o por causas de fuerza mayor, debiéndose probar estas circunstancias por el servicio técnico que otorga la garantía.
Da derecho a la reparación gratuita en el SAT garante, si durante el período de garantía se reprodujera total o parcialmente la avería reparada con anterioridad, o en caso de que surgiera una nueva deficiencia por la anterior reparación o instalación realizada, debiendo usted comunicar tales circunstancias al SAT.
Si a usted se le comunican averías ocultas y no acepta su reparación haciéndolo constar por escrito, el SAT no será responsable de posteriores averías sobrevenidas a causa de dichas averías ocultas.
Los SAT están obligados a devolverle a usted de forma inmediata, las cantidades percibidas en exceso sobre los precios reglamentarios anunciados o sobre los presupuestos aceptados.
Los SAT están obligados a devolverle a usted los aparatos en el mismo estado en que le fueron entregados, salvo las lógicas modificaciones debidas a las reparaciones realizadas.

Reclamaciones

En caso de problemas, debemos intentar en primer lugar llegar a un acuerdo amistoso y razonable con el SAT.

Si ello no es posible, podemos acudir a las Asociaciones de Consumidores, a las Oficinas Municipales de Información al Consumidor (OMICs) o a las Delegaciones Territoriales del Departamento de Turismo, Consumo y Turismo del Gobierno Vasco. Previamente a ello, tenemos derecho a rellenar una hoja de reclamaciones, que el SAT debe tener a nuestra disposición.
Las actuaciones del SAT que infrinjan su normativa reguladora pueden ser sancionadas con multas por el Departamento de Comercio, Consumo y Turismo.
Podemos también acudir al sistema arbitral de consumo. Como ultima opción tenemos la vía judicial

 



 

volver

 
Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52