Logotipo del Museo Romano Oiasso y acceso a la página de inicio
English Euskara Français
Logotipo del Ayuntamiento de Irun
Inicio Cómo llegar
FICAB
European Museum of the Year
Última actualización
15-09-2017
Desarrollado por adimedia
Páginas antiguas-plantillas / El Museo / Sala III: La ciudad de Oiasso

El Museo

Sala III: La ciudad de Oiasso

Restos de semillas
Restos de semillas
Suela de calzado
Suela de calzado
Peine
Peine
Pico minero
Pico minero
El carácter urbano del asentamiento de Oiasso queda sobradamente confirmado por los indicadores arqueológicos. La alimentación testimoniada en Oiasso muestra el consumo de productos típicamente romanos, como el trigo, aceite y el vino, además de frutas, verduras y proteínas animales; sabemos que parte eran productos importados y parte producidos localmente. Los abastecimientos principales, aceite, vino y cereales procedían mayoritariamente de un comercio regional que se extendía unos 200 km a la redonda. En la dieta diaria se incluye una gran variedad de frutas, bien frescas o secas. El cerdo era el animal más consumido en Oiasso, seguido del vacuno y el ovino. El pescado también era habitual, al igual que el marisco, destacando las grandes cantidades de ostras consumidas.

Gran parte de estos restos arqueológicos relacionados con la dieta, pudieron ser localizados gracias a las especiales condiciones de conservación de los niveles arqueológicos del puerto, que preservan los restos orgánicos. También gracias a estas condiciones se encontraron muestras de calzado romano en cuero.

Los iruneses de hace dos mil años tenían la oportunidad de mantenerse aseados gracias a los baños públicos, vestían tejidos naturales, iban calzados, utilizaban adornos y joyas, cuidaban el peinado y practicaban los juegos de azar. El hallazgo de las termas romanas en la parte trasera del Museo Oiasso ha permitido reconocer la existencia de varias estancias, algunas de ellas calefactadas mediante un sistema de aire caliente que circulaba por un falso suelo.

Otros testimonios arqueológicos van completando el conocimiento de la vida cotidiana en Oiasso hace dos mil años. El herrero de la calle Beraketa había guardado, a mediados del siglo I, un lote de clavos y tachuelas en una
Marte
vasija de cerámica; junto a la vasija se encontraron los yunques claveros y la lima utilizada para la fabricación de los clavos. La explotación minera de Aiako Harria se basaba en la extracción de galena argentífera, para la obtención de plata. Restos de los picos mineros en hierro o de las lucernas (lamparillas de iluminación) forman parte de los restos de estos trabajos.

El mundo funerario es protagonista en la ermita de Santa Elena, donde se localizó la necrópolis, y la religión se manifiesta en piezas que representan algunas de las deidades clásicas, como Diana, Helios, Isis, Marte o Minerva.

Museo Romano OIASSO
c/ Eskoleta, 1 - 20302 IRUN
Tel.: +34 943 63 93 53 - info-oiassomuseo@irun.org