AYUDAS A LA NAVEGACIÓN

Saltar al contenido.

Ir al menú principal.


Menú selección idioma


Logotipo Ayuntamiento de Irun
Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI)
Irun.org - Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI)

Análisis integrado del área urbana

El carácter de la ciudad de Irun viene determinado por su localización en la frontera con Francia, marcado por el transporte y el comercio transfronterizo, especialmente desde la llegada del ferrocarril en la segunda mitad del siglo XIX. Es el segundo municipio en población de Gipuzkoa, y está integrado funcionalmente en el Área Metropolitana de DonostiaSan Sebastián (Figura 1), donde se plantea como polo alternativo a la capital. De igual modo, juega un papel de charnela en el marco de la Eurociudad Bayona-San Sebastián (Figura 2), como núcleo principal de la comarca transfronteriza del Bidasoa-Txingudi, donde su carácter industrial y comercial contrasta con el más residencial y turístico de sus vecinas Hondarribia y Hendaia.

Figura 1

3.1.1 Estructura urbana

El municipio de Irun se sitúa en el extremo oriental del corredor prelitoral de Gipuzkoa, entre la Cadena Costera y el Macizo de Cinco Villas en su frontera con Navarra. El río Bidasoa y su desembocadura en la Bahía del Txingudi conforman el límite oriental del municipio y la frontera con Francia.En total, el término municipal tiene una extensión de 42km2, de los cuales un 80% tiene un marcado carácter rural.

En su papel de nodo de transporte y comunicaciones, Irun sufre una importante concentración de infraestructuras. Por una parte, esta situación le proporciona una conectividad que pocas ciudades de su tamaño disfrutan, por otra, sufre las molestias que ocasionan estas infraestructuras en términos de contaminación acústica y atmosférica, ocupación del suelo y efecto barrera. El área urbana de Irun está concentrada en el norte del municipio, confinada entre diversas infraestructuras viarias, la autopista A-8 al sur y la GI-636 (antigua N-I) bordeándola por el norte, mientras que la infraestructura ferroviaria atraviesa y parte en dos el casco urbano (Figura 3). En la vecina Hondarribia, pero muy próximo a Irun, se encuentra el aeropuerto de Donostia-Hondarribia.

La ciudad de Irun presenta un modelo de implantación urbana segregado, con una clara zonificación entre los sectores residenciales y aquellos destinados a usos productivos, situados en los extremos este y oeste del área urbana. Las áreas residenciales tradicionales conforman un círculo urbano central donde se concentran las mayores densidades de población. En conjunto, se puede caracterizar el área urbana por su alta densidad residencial (67,56 viviendas por hectárea de suelo residencial) y por la baja proporción de áreas verdes (tan sólo el 2,25% del suelo urbano).

bidegorri

3.1.2 Medio ambiente y condiciones climáticas

Desde el punto de vista ambiental, el término municipal constituye un espacio de transición y conexión entre los ecosistemas litorales, incluyendo las marismas de la Bahía del Txingudi y el río Bidasoa, declaradas zona especial de protección de aves e incluidas en los catálogos de la Red Natura 2000 y de Humedales RAMSAR, y los ecosistemas de montaña que se sitúan al sur del municipio, y que alcanzan su máxima expresión en el Parque Natural Peñas de Aia, con los espacios de transición que constituyen el Parque Rural Interurbano de Usategieta (a lo largo de la ribera del Bidasoa) y el Parque Rural Periurbano de Ibarla-Meaka (que llega hasta el mismo borde de la autopista). En este sentido, la autopista A-8 se ha convertido en una barrera efectiva para contener la expansión urbana y preservar los espacios rurales y naturales en estas estribaciones montañosas.

Por contra, la intensa actividad industrial, comercial y de transporte que se concentra en la zona urbana y las infraestructuras aledañas implican importantes afecciones en términos de ruido y contaminación atmosférica. Por otra parte diversas zonas industriales y varios enclaves mineros abandonados presentan problemas de contaminación del suelo. Se dibuja así un escenario de gran contraste entre un paisaje urbano de alta densidad y con zonas de relativa degradación, y un paisaje rural y natural de gran diversidad y riqueza, aunque amenazado por la proximidad de actividades urbanas, industriales y de transporte de alto impacto. Los servicios de suministro de agua y gestión de residuos dependen de la Mancomunidad de Servicios del Txingudi, que incluye a los municipios de Irun y Hondarribia. El abastecimiento de agua potable se realiza a partir de la Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de Elordi (ubicada en Irun), mientras que el tratamiento de las aguas residuales se realiza en la Estación Depuradora de AguasResiduales (EDAR) de Atalerreka, en el municipio de Hondarribia, para su posterior vertido al mar, no existiendo ningún sistema para la reutilización de las aguas depuradas.

Figura 6

En Irun se han identificado los siguientes riesgos naturales:

Las principales zonas inundables para un periodo de retorno de 10 años son las siguientes.

a) Regata Jaizubia en la zona de la Ikastola de Irun.
b) Regata Jaizubia en la zona del Hotel Urdanibia de Irun.
c) Regata Olaberria en el barrio de Olaberria de Irun.

Figura 7

Para un período de retorno superior (100 y 500 años) las zonas inundables se extienden a los márgenes del Bidasoa (Zaisa y Behobia), Jaizubia (Urdanibia, Ventas y Anaka), Olaberria e Ibarrola. Las zonas inundables por el río Bidasoa y Jaitzubia afectan sobre todo a la periferia de norte y este del municipio, mientras que las regatas Ugalde Olaberria y Artiga afectan directamente al entramado urbano. Las características urbanísticas de la ciudad hacen que las zonas urbanas inundables de las regatas Olaberria y Artiga sean mayormente áreas de viviendas, mientras que las de la regata Ugalde abarcan, principalmente, zonas industriales. Varios tramos de las zonas delimitadas como zonas inundables están identificadas cómo Áreas de Potencial Significativo de Inundación (ARPSIs) en el inventario de 2011 (Ura/CHC).

3.1.3 Análisis energético

La estructura energética de Irun es similar a la del resto de municipios de la CAPV. En lo referente a las principales fuentes energéticas consumidas para el desarrollo de las diferentes actividades del municipio, aunque existan sistemas que utilizan energía generada por fuentes renovables, los combustibles fósiles destacan sobre el resto, favoreciendo de manera notable la emisión de Gases de Efecto Invernadero (en adelante GEI), principales responsables del Cambio Climático. Atendiendo el consumo total de electricidad y gas natural del municipio, podemos observar que desde 2004, el consumo de gas natural ha aumentado ligeramente, aunque el consumo de electricidad continúa siendo superior (en torno a un 10 % más). Comparando el consumo de electricidad y de gas natural de Irun en 2.010 (423.177 Mwh) con el promedio de municipios de Udalsarea 21 para el 2.009 (323.488 Mwh), se observa que es un 30,8 % superior, aunque se halla muy por debajo del consumo promedio de municipios de Udalsarea 21 con más de 15.000 habitantes (940.894.8 Mwh). Analizando el consumo de electricidad de los sectores doméstico, industrial y servicios, se puede apreciar un descenso en el consumo industrial (en concordancia con la reducción del número de actividades económicas del municipio), mientras que tanto el consumo de electricidad de los sectores doméstico y servicios han aumentado de manera notable (el 34,3 % y 28,4 % respectivamente en el período 2.002-2.010). El aumento del consumo doméstico puede deberse, entre otros factores, al aumento de la población del municipio. La estructura energética de Irun refleja claramente una elevada dependencia energética, ya que casi toda la energía consumida es importada, tal y como sucede en el resto de los municipios de la CAPV. Por este motivo, sería interesante que el Ayuntamiento promoviese el aprovechamiento de las fuentes renovables, tanto para aumentar la autonomía energética, como para reducir las emisiones GEI. El consumo de energía total de Irun para el año 2.010 es de 1,12 millones de Mwh, de los cuales, el 94 % se corresponden con el ámbito del Plan de Acción por la Energía Sostenible (en adelante PAES), es decir, a los sectores residencial y servicios, y las líneas movilidad, residuos y agua. Esta distribución de consumos favorece la capacidad del Ayuntamiento de incidir sobre los consumos y emisiones de GEI de naturaleza energética de la ciudad, aunque la capacidad del Ayuntamiento sobre la incidencia privada es limitada. La movilidad es el ámbito en el que se da un mayor consumo energético (un 66 %), seguido por el sector residencial (21,4 %) y el sector servicios (11,1 %), por lo que los esfuerzos para la reducción del consumo energético se deberían enfocar, sobre todo, a la movilidad. Asimismo, los combustibles líquidos representan la fuente de energía más utilizada (68 % en 2010), ligado fundamentalmente a la movilidad. La energía eléctrica (16 %) y el gas natural (13 %) ocupan los siguientes puestos en cuanto a fuentes energéticas consumidas. Analizando la evolución global y por sectores del consumo energético final para el periodo 2007-2010, se observa un descenso del 2,8 % en el consumo energético en los ámbitos residencial, servicios, movilidad, residuos y agua. Esta reducción se debe al descenso del sector transporte (7,3 %), si bien el consumo de energía residencial o doméstica y del sector servicios ha aumentado (10,5 % y 2,8 % respectivamente). El descenso de consumo del sector transporte está asociado al impacto de la crisis económica, así como al impacto de políticas locales de promoción de la movilidad sostenible. Esta tendencia se ha dado también en la CAPV.

En Irun existen diferentes tipos de instalaciones para la producción de energía renovables: solares, mini-hidráulicas, eólicas y de biomasa. La presencia de la producción eólica no es significativa, ya que la capacidad de producción es muy baja. En todo caso, queda patente la alta dependencia energética exterior del municipio y la posibilidad de ampliar la generación de energía mediante fuentes renovables (para reducir así sus emisiones GEI).

3.1.3.1 Impacto sobre el cambio climático

Con objeto de conocer las afecciones que sobre el clima puede ejercer el municipio y ahorrar en el consumo de recursos, el Ayuntamiento de Irun ha venido calculando, en los últimos años, las emisiones de efecto invernadero (a través de los distintos programas de seguimiento de los Planes de Acción promovidos desde Udalsarea 21).

Por otra parte, en 2010 el Ayuntamiento se adhirió al Pacto de los Alcaldes, asumiendo de esta manera, el compromiso de ir más allá de los objetivos establecidos por la Unión Europea para 2020 en materia energética.

En 2012, se aprobó el Plan de Acción para la Energía Sostenible, que contiene un total de 92 medidas a implantar durante el periodo 2012 – 2020. Gracias a la elaboración de dicho Plan, se ha podido conocer más al detalle la aportación municipal al cambio climático por ámbitos: servicios, residencial, transporte, residuos, Ayuntamiento, agua y sector primario.

3.1.4 Movilidad

En un día laborable medio se producen casi 200.000 desplazamientos con origen o destino en el término municipal de Irun. El 54,7% de estos desplazamientos se realizan dentro del propio municipio. En la relación con el resto del territorio, las poblaciones de Donostia-San Sebastián (como foco laboral) y Hondarribia (de carácter residencial o de ciudad dormitorio con respecto Irun) son los principales orígenes o destinos de estos viajes. El número de viajes de origen y destino son prácticamente simétricos, por lo que se puede afirmar que Irun no se comporta como una ciudad dormitorio de Donostia-San Sebastián, sino que posee capacidad propia de generación de actividad.

La mayoría de las personas se mueven por “obligación”, es decir, que su desplazamiento es recurrente en el tiempo porque atienden a sus obligaciones diarias: el 34,4% para ir a trabajar y el 19,5% para estudiar. El tercer motivo más destacado es el que se realiza para el ocio, con en 18%. Los desplazamientos por “trabajo” se concentran más en los viajes externos que en los internos (21% y 13% respectivamente). En contrapartida, el motivo “estudios” y el motivo “ocio” han sido mayoritarios en los viajes internos con un 13% en ambos casos mientras que para los externos estos porcentajes han supuesto un 7% y un 5% respectivamente.

En el análisis de los modos utilizados en los desplazamientos internos, se ha podido verificar que la mayoría de los viajes se desarrollan a pie (63%), principalmente para actividades de ocio, seguido de los desplazamientos realizados en vehículo privado (24%), fundamentalmente usado para ir al trabajo, y el transporte público (10% de los viajes internos), utilizado básicamente por estudiantes. En el caso de los viajes externos, el modo prioritario ha sido el vehículo privado con un 69%, en contraposición del transporte público que sólo representa el 22%.

Los problemas más relevantes en el municipio de Irunson, respecto al transporte privado, la congestión de determinadas vías de la ciudad y la escasez de aparcamiento. El transporte público a nivel urbano presenta problemas relacionados con la baja frecuencia de paso, la inadecuación de las rutas a la demanda o la escasa intermodalidad, mientras que en la red interurbana destaca ante todo la baja frecuencia y la falta de coordinación con otros servicios, sin olvidar la falta de adaptación de trenes y paradas para personas con movilidad reducida. La movilidad peatonal se enfrenta a diversos problemas de accesibilidad e inadecuación de las infraestructuras peatonales, barreras arquitectónicas e inadecuada ubicación de mobiliario urbano en alguna calle, así como la existencia de barreras infraestructurales (playa ferroviaria). Por último, la movilidad ciclista se ve penalizada por la ausencia de vías acondicionadas en algunos barrios, la falta de continuidad y “puntos de ruptura” entre las redes existentes, la lejanía de los aparcabicis respecto a los recorridos existentes, o la falta de convivencia entre el peatón, ciclista y vehículos motorizados.

3.1.5 Parque residencial

Irun tiene una densidad de vivienda en suelo residencial, según datos de UDALMAP de 2012, de 67viviendas por hectárea, siendo superior a la comarcal (49 viviendas/Ha) y a la de Gipuzkoa (61 viviendas /Ha). En los últimos años, la densidad ha ido aumentando ligeramente año a año, pasando de 63viv/Ha. en 2005 a la cifra actual. Según datos de EUSTAT, las viviendas familiares con más de 50 años de antigüedad suponían el 19,62 % en 2011. Hasta agosto de 2012, de acuerdo con el Plan Especial de Rehabilitación del Casco Antiguo, promovido por el Ayuntamiento de Irun, se habían acogido a las ayudas ARI (Áreas de Rehabilitación Integral), para la rehabilitación de inmuebles en esta zona, 10 comunidades y 1 particular. Por otro lado, dentro de las medidas incluidas en el Plan de Energía Sostenible de Irun, el Ayuntamiento contempla ayudas destinadas a la mejora de la eficiencia energética y la eliminación de barreras arquitectónicas en viviendas y comercios de la ciudad.

bidegorri

Según los datos facilitados por el Departamento de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno Vasco, en enero de 2014 había 2.354 demandantes de vivienda protegida en Etxebide (Servicio Vasco de Vivienda). La mayor parte de demandantes (el 80%) son personas empadronadas en Irun y la mayor demanda se da en régimen de alquiler (el 66%), frente a la opción de compra. Si atendemos a las promociones de vivienda protegida realizadas por la sociedad pública IRUNVI, podemos observar que el número de participantes en las promociones realizadas desde 2011 en adelante ha descendido. Una de las principales razones del descenso de la demanda de VPO en modalidad de compra ocurrido en los últimos años, guarda relación directa con la falta de financiación por parte de las entidades bancarias. Este hecho ha llevado a que parte importante de las personas demandantes de vivienda protegida en régimen de compra haya pasado a la modalidad de alquiler.

En la actualidad la demanda de vivienda libre es muy baja y es atendida por la oferta existente. El gran desfase se da en vivienda protegida, donde históricamente siempre ha sido superior la demanda a la oferta, incrementada en los últimos años por el trasvase de potenciales demandantes de vivienda libre o concertada a esta tipología. En este sentido, según datos de Udalmap, las solicitudes de VPO en Etxebide se han situado, desde el año 2007 en adelante, entre 27 y 28 solicitudes por cada 1.000 habitantes. Por otro lado, si bien la mayor parte de solicitudes de vivienda protegida es en régimen del alquiler (el 66% de las solicitudes en Etxebide son para este tipo de vivienda y IRUNVI tiene registradas 1.169 solicitudes para esta modalidad) en estos momentos las instituciones competentes tienen serias dificultades para responder a esta demanda.

Figura 9

3.1.6 Equipamientos

Se puede afirmar que la situación de partida es bastante favorable para los diversos tipos de equipamientos colectivos públicos, aunque existen algunos déficits que el PGOU prevé resolver. Aparte de las necesarias actuaciones de modernización y adaptación de las distintas instalaciones a nuevos requerimientos, se ha evidenciado la necesidad de ampliar la oferta de determinados servicios y equipamientos sociales para responder al incremento de personas mayores y desempleadas. En el ámbito educativo es preciso mejorar la oferta de equipamientos para escuelas infantiles (de 0 a 6 años), mientras que también se observa la necesidad de invertir en equipamientos deportivos a nivel de barrio en varias zonas de la ciudad infra-dotadas.

 

3.2 AnÁlisis del contexto socio-econÓmico

3.2.1 Análisis demográfico

Irun es el segundo municipio más poblado de Gipuzkoa. La población del municipio ha tenido un crecimiento constante desde 1900, cuando contaba con 9.912 habitantes. El principal periodo de crecimiento se dio entre los años 1960 y 1980. En los últimos treinta años ha tenido un crecimiento más moderado, pero constante y superior al de su entorno, pasando de los 53.334 habitantes de 1981 a los 61.195 actuales, según datos del Padrón Continuo del INE.

Irun presenta una pirámide poblacional similar a las sociedades de su entorno, de tipo industrial desarrollado, con un 32% de la población concentrada en los tramos de edad entre 25 y 45 años y una clara tendencia al envejecimiento, con un 18% de la población por encima de los 65 años, porcentaje similar al de menores de 18 años. Finalmente, el saldo migratorio externo se ha mantenido en positivo en los últimos años, con tasas superiores a las de su entorno. Por otra parte, aunque existen diversos grupos de población vulnerable, no se detectan áreas con concentración de vulnerabilidad urbana.

3.2.2 Economía y empleo

Irun es la quinta ciudad vasca generadora de empleo, por detrás de las tres capitales de Euskadi y Barakaldo. En el año 2008, Irun contaba con 25.320 empleados distribuidos en 7.241 establecimientos. El sector servicios absorbe dos tercios del empleo total del municipio, seguido del sector industrial, que genera el 19% del empleo y la construcción que supone el 10%. El mercado laboral se caracteriza por una alta tasa de actividad y un nivel de formación relativamente alto, aunque también una tasa de desempleo algo superior a la del entorno. En 2012, las cifras anteriores habían descendido a 21.140 personas empleadas en un total de 5.880 establecimientos, con lo que ambas cifras se sufrido descensos del 16,5% y del 19% respectivamente.

El comercio y las actividades relacionadas con el transporte son los principales motores de la economía local (representando el 42% del empleo total de Irun). La densidad comercial en el municipio es muy alta, con un total de 20,63 establecimientos por cada 1.000 habitantes. Sin embargo, la evolución en la generación de empresas tiene valores negativos en los últimos años, siendo el saldo neto de establecimientos por 1000 habitantes, de -2,77 (2009), -8,45 (2010), -6,77 (2011) y -4,42 (2012). Por otra parte, la coyuntura económica de estos años ha impulsado que la innovación sea un reto en los diferentes sectores (industria creativa, promover la colaboración entre las empresas, nuevas oportunidades de negocio…), además de la internacionalización.

El tejido empresarial se caracteriza por el predominio de las PYMES, con flexibilidad y capacidad de adaptación, pero con poca experiencia en innovación y planificación estratégica. Por otra parte, existe un fuerte sentido de arraigo e identidad con el territorio de las empresas y las personas.

Según datos de EUSTAT de 2012, el sector industrial agrupa a 1.353 establecimientos, representando el 23% del total y emplea a 5.517 personas, representando el 26% de la población ocupada. En 2008, el sector contaba con 1936 establecimientos, por lo que han cesado su actividad 583 empresas, lo que supone una disminución del 30%. El tamaño medio de los establecimientos ha sido de 10,83 empleados en 2012 y se mantiene en cifras estables desde el año 2003 que fue de 10,54. Este sector en Irun está muy atomizado y está formado fundamentalmente por PYMES y alguna empresa de tamaño medio. Existen actualmente 4 empresas en la comarca con más de 250 trabajadores. Según el diagnóstico conjunto realizado con Mondragon Unibertsitatea, no existen empresas tractoras para la economía comarcal, aunque sí existe el sector electrónico que puede suponer un sector tractor de la innovación en la comarca, ya que puede incrementar el valor de los productos de las empresas de otros sectores, garantizar la calidad de los mismos (reducción de error) y reducir los costes de producción mediante la automatización de los procesos.

En cualquier caso, el empleo generado en el sector industrial representaba en el año 2001 el 32,89 % del total y desde esa fecha ha ido disminuyendo paulatinamente hasta situarse el año 2012 en el 26%. Los datos anteriores reflejan una pérdida de influencia del sector en la actividad económica de la ciudad.

El sector servicios contabiliza la parte más importante del total de los establecimientos de Irun, ya que representa el 77% del total, con 4.527 empresas contabilizadas en 2012 y da empleando a 15.623 personas (representaba el 74% de la población ocupada). En 2008, el sector contaba con 5.280 establecimientos, por lo que hay 753 empresas menos, lo que representa una disminución del 14,3% y generaba empleo al 66% de la población ocupada.

La rama de actividad que mayor influencia representa en el sector corresponde a Comercio, Transporte y Hostelería, que agrupa al 44 % de los establecimientos y al 45 % de los empleos que genera (datos de 2012). El comercio minorista en sus diferentes ramas de actividad ha sido siempre muy pujante en Irun, fruto entre otros motivos de su situación transfronteriza. Contaba en 2012 con 975 establecimientos, siendo el 30 % de estos dedicados a la actividad de Alimentación, Bebidas y Tabaco y siguiendo en importancia con el 22 % de establecimientos, la actividad de Textil, Confección, Calzado y Cuero. El comercio mayorista contabiliza un parque de 383 establecimientos a fecha de 2012, representando el 34% del total la actividad de Materias primas agrarias, productos alimentarios, bebidas y tabaco.

La oferta comercial de referencia se centra en la diversidad del comercio urbano de la comarca además del Mercado Municipal (MercaIrun), del Parque comercial Mendibil… En cuanto a los flujos comerciales con otros municipios destaca Hondarribia con un 33 %, Francia (33 %), Donostia (11,5 %) y Navarra con un 4 %. El Valor Añadido Bruto del sector servicios (año 2008), representaba el 71,82 % en la economía de Irun. Ha tenido una evolución positiva, al aumentar ligeramente desde el año 2000, en que aportación fue del 70,50 %, suponiendo 1,3 puntos positivos. La actividad generaba el 73 % del empleo en el año 2012, habiéndose incrementado de manera significativa desde el año 2000, que fue del 66,05 %. Los datos del V.A.B y del empleo generado en el sector marcan una pauta de aumento de influencia del sector servicios en la actividad económica de Irun, en detrimento del sector secundario. El paro registrado en 1er. trimestre de 2013, contabiliza a 3.863 personas, siendo superior en un +10,4 % a las cifras registradas en el mismo periodo de 2012, que reflejaban a 3.500 demandantes de empleo en el sector.

Irun a fecha de 2012 disponía de 15,6 plazas de alojamiento turístico por 1.000 habitantes, siendo una cifra ligeramente superior a la del año 2005, que contabilizó 14,74 plazas por 1.000 habitantes. En cuanto al número de establecimientos de hostelería, contaba en 2010 con 6,18 por 1.000 habitantes, manteniéndose en cifras similares desde 2005, en el que contaba con 6,08 establecimientos por 1.000 habitantes.

El fomento de la actividad turística tiene un marcado carácter comarcal y es llevado a cabo por Bidasoa Activa que dispone de tres oficinas de información turística, dos en Hondarribia (una de ellas es sede del Departamento de Turismo) y una en Irun.

Irun dispone de un número importante de atractivos turísticos y que a lo largo de las últimas décadas se han ido diversificando, disponiendo en la actualidad de una amplia oferta de recursos que permiten establecer que el sector tiene un gran potencial de crecimiento. La oferta turística actualmente más significativa está enfocada a:

Figura 9

A nivel comarcal la actividad turística se complementa con una oferta de calidad en sol y playa por parte de Hondarribia, así como la oferta de turismo de naturaleza en dicho municipio (Jaizkibel, marismas de Jaitzubia, ...)

3.3 AnÁlisis del marco competencial

Irun es un municipio de más de 50.000 habitantes, al que le corresponde prestar una serie de servicios establecidos en la Ley 7/1985, de 2 de abril, reguladora de las Bases de Régimen Local, modificada por la Ley 27/2013, de 27 de diciembre, de racionalización y sostenibilidad de la Administración Local. 3.3.1 Competencias propias Irun ejerce las siguientes competencias propias:

A través de la Sociedad Pública de Vivienda – IRUNVI, la Protección y gestión del Patrimonio histórico. Promoción y gestión de la vivienda de protección pública con criterios de sostenibilidad financiera. Conservación y rehabilitación de la edificación.

3.3.2 Sociedades públicas

3.3.2.1 Bidasoa Activa – Bidasoa Bizirik

La Agencia de desarrollo del Bidasoa, S.A. (Bidasoa activa) es una sociedad pública creada por los ayuntamientos de Irun y Hondarribia, siendo éstos los únicos socios de dicha sociedad. Su objeto social es la realización de cuantas actuaciones sean de interés para el fomento y promoción de la comarca del Bajo Bidasoa.

3.3.2.2 Servicios de Txingudi - Txingudiko Zerbitzuak, S.A.

Servicios de Txingudi - Txingudiko Zerbitzuak, S.A. es la personificación jurídica por la que optó la entidad local Mancomunidad Servicios de Txingudi-Txingudiko Zerbitzu Mankomunitatea. Se trata de una sociedad pública cuyo capital corresponde íntegramente a la Mancomunidad de Servicios de Txingudi - Txingudiko Zerbitzu Mankomunitatea. La Mancomunidad fue constituída por los Ayuntamientos de Irun y Hondarribia con la finalidad de prestar el servicio de ciclo integral del agua (suministro y saneamiento) y posteriormente se amplió a los servicios de recogida y gestión de residuos y limpieza viaria.

3.3.2.3 Sociedad Pública de Vivienda – IRUNVI

Irungo Etxebizitzarako Elkarte Publikoa / Sociedad Pública de Vivienda de Irun, SAU, es una Sociedad cuyo único socio es el Ayuntamiento de Irun. Como tal, nace para dar un fuerte impulso a la vivienda pública en Irun, especialmente a la vivienda de protección oficial (VPO). Su objeto social consiste en:

3.3.2.4 Sociedad Pública Blaia S.A.

La sociedad tiene por objeto la gestión, desarrollo y explotación de los Servicios Funerarios, así como la gestión, desarrollo y explotación de los Servicios de Cremación y Cementerio.

3.3.2.5 Autobuses urbanos

El Ayuntamiento de Irun está incorporado al consorcio denominado "Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa", que tiene por objeto, entre otros, promover una red de transportes única e integral.

3.3.3 Competencias delegadas

El Ayuntamiento de Irun ejerce las siguientes competencias delegadas:

También ejerce competencias en materia de igualdad conforme a la regulación autonómica.

3.3.4 Marco competencial de políticas sectoriales relevantes para la Estrategia

3.3.4.1Ordenación territorial y medio ambiente

Las competencias plenas en urbanismo y ordenación del territorio corresponden en exclusiva al Gobierno Vasco, a través del Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial. La Diputación Foral de Gipuzkoa, a través del Departamento de Movilidad y Ordenación del Territorio tiene entre sus atribuciones actuar en los ámbitos del fomento y la supervisión del planeamiento urbanístico, la promoción del territorio y la gestión del suelo, así como la gestión de la información territorial. Aunque se cuenta con las Directrices de Ordenación Territorial a nivel del conjunto del País Vasco, el Plan Territorial Parcial del Área Funcional de Donostia-San Sebastián (Donostialdea-Bajo Bidasoa), donde se incluiría Irun, sólo se ha aprobado inicialmente en marzo de 2015, tras descartar una propuesta previa aprobada inicialmente en 2010. El Plan General de Ordenación Urbana de Irun por su parte, ha obtenido su aprobación definitiva en enero de 2015.

Las infraestructuras de transporte y la coordinación de los servicios de transporte público corresponden a la Diputación Foral de Gipuzkoa, a través delos Departamentos de Infraestructuras Viarias y de Movilidad y Ordenación del Territorio. La Autoridad Territorial del Transporte de Gipuzkoa es la entidad encargada de coordinar los servicios de transporte público, entre cuyos operadores podemos citar Lurraldebus oEuskotren.

Las políticas de vivienda del gobierno vasco dependen del Departamento de Empleo y Políticas Sociales, en tanto que la empresa pública VISESA es la encargada de ejecutar el Plan Director de Vivienda 2013-2016.

Tanto el servicio de suministro de agua y depuración de aguas residuales como la recogida y tratamiento de residuos del municipio de Irun son realizados por la Mancomunidad Servicios de Txingudia través de la empresa Servicios del Txingudi.

3.3.4.2 Políticas de empleo y promoción económica

El Gobierno Vasco tiene transferidas las políticas de empleo, siendo Lanbide la entidad encargada su gestión. La Agencia Vasca de Desarrollo Empresarial (SPRI), entidad autónoma adscrita al Departamento de Desarrollo Económico y Competitividad del Gobierno Vasco, se encarga de las políticas de desarrollo industrial y promoción económica a nivel del País Vasco. A nivel de la Diputación Foral de Gipuzkoa, el Departamento de Promoción Económica, Medio Rural y Equilibrio Territorial es el encargado de coordinar estas políticas.

3.3.4.3 Coordinación interinstitucional

Tanto el Gobierno Vasco, a través del Departamento de Administración Pública y Justicia, como la Diputación Foral de Gipuzkoa, a través del Departamento de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad, cuentan con áreas específicas para la coordinación con la administración municipal y el desarrollo de programas específicos de apoyo a la administración municipal, constituyendo el Plan Estratégico de Innovación Pública el marco general en que se desarrollan estas políticas. Además Irun participa en la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), la Asociación de Municipios Vascos (EUDEL) y la Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad (Udalsarea21), como redes de relación y coordinación inter-municipal.

3.4 AnÁlisis de la planificaciÓn existente

La presente Estrategia Integrada forma parte de un esfuerzo continuado de planificación estratégica realizado en Irun a lo largo de los últimos años. Sus propuestas tratan de completar y complementar proyectos y visiones de largo alcance que la ciudad ya había delineado en el Plan Estratégico Irun 2020, elaborado en 2008. La coyuntura posterior de crisis ha matizado y reenfocado algunos proyectos planteados entonces, pero la visión estratégica sigue plenamente vigente.

Otro elemento de planificación integral a largo plazo es la Agenda 21 Local. Durante 2014 se ha llevado a cabo el proceso de diagnóstico de la sostenibilidad y evaluación del I Plan de Acción (2007-2012), como punto de partida para la elaboración del II Plan de Acción. A lo largo de 2015 se ha discutido la propuesta en una serie de mesas temáticas de participación y se prevé su aprobación definitiva a finales de 2015. Esta Estrategia constituye en gran medida un avance de dicho Plan de Acción, donde se han seleccionado y priorizado un conjunto específico de proyectos para su ejecución en el periodo 2016-2020. Otras actuaciones incluidas en la Estrategia proceden a su vez de los distintos planes aprobados, entre los que cabe destacar: el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), el Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES), el Plan de Activación Económica (Irun On) o el Plan Estratégico de Reactivación del Comercio (PERCO).

3.4.1 Planeamiento de Ordenación Territorial

3.4.1.1 Directrices de Ordenación del Territorio (DOT)

Las D.O.T. establecen los ejes básicos de actuación futura sobre el medio ambiente, los recursos naturales, el paisaje, los espacios urbanos, industriales y rurales, las infraestructuras y equipamientos y el patrimonio histórico y cultural de la C.A.P.V. Constituyen la base de referencia para el desarrollo armónico y coordinado de la comunidad y se fundamentan en criterios de interconexión e integración, de tal manera que los planes territoriales y sectoriales, así como el planeamiento municipal, no sean elaborados de forma independiente entre sí, sino que todos persigan objetivos coherentes, con una visión global y no particular o contradictoria con el entorno o con el resto de la Comunidad.

Las D.O.T. se aprobaron por el Decreto 28/1997, de 11 de febrero.

El 27 de julio de 2015 el Consejo del Gobierno Vasco acordó iniciar el procedimiento de revisión de las D.O.T. y encomendar al Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial la dirección y preparación de dicha revisión de acuerdo a lo establecido en el artículo 10 de la Ley 4/1990, de 31 de mayo, de Ordenación del Territorio del País Vasco (L.O.T.). En ese contexto se ha presentado un “Documento Base” cuyo cometido es recoger propuestas que sirvan como punto de partida para llegar a un documento de “Avance de Directrices”, que sea fruto de un proceso de participación adecuado. Con el “Documento Base” se abre el plazo de un año, hasta noviembre de 2016, para la formulación del avance de la revisión.

3.4.1.2 Plan Territorial Parcial (PTP)

Mediante la Orden del 27 de marzo de 2015 de la Consejera de Medio Ambiente y Política Territorial se aprobó inicialmente el Plan Territorial Parcial del Área Funcional de DonostiaSan Sebastián (Donostialdea-Bajo Bidasoa) y se publicó en el BOPV del 30 de marzo de 2015.

En un inicio, el periodo de audiencia e información pública se estableció del 30 de marzo de 2015 hasta el 15 de septiembre de 2015, y, posteriormente, se amplió hasta el 15 de noviembre.

En este momento, terminado dicho periodo, se está en la fase de redacción del documento para la aprobación provisional.

En ausencia de este documento de carácter territorial el Área Funcional que abarca desde Hondarribia hasta Andoain, incluyendo Donostia-San Sebastián, los municipios incluidos en él, incluido Irun, carecen de un modelo territorial de escala comarcal en el que basar su planeamiento general.

El proceso de tramitación está siendo muy complicado, y con muchos intentos desde hace más de 20 años. Para hacerse una idea de lo complicado de la tramitación, a continuación se recoge un histórico de pasos dados:

3.4.1.3 Plan Director de Txingudi

El Plan Director es un documento coordinador de distintos proyectos y actuaciones dirigidos a la recuperación y mejora de la conectividad de los ecosistemas estuarinos del Txingudi, impulsado desde el Departamento de Medio Ambiente y Política Territorial del Gobierno Vasco.

La singularidad de las marismas del Txingudi viene determinada por encontrarse en el corazón de una conurbación transfronteriza de 95.000 habitantes en el estuario del Bidasoa, Constituida por Irun, Hendaia y Hondarribia, fragmentadas, además, por la presencia de grandes infraestructuras en el lugar.

Es la única ZEPA de Gipuzkoa y representa un punto singularísimo en los procesos migratorios de las aves por el extremo occidental de los Pirineos.

En los últimos tiempos, desde la acción de las Administraciones Públicas se viene trabajando con intensidad en la recuperación en las marismas, sobre todo desde 1991, año en el que se firmó un Convenio de Colaboración entre el Gobierno Vasco, la Diputación Foral de Gipuzkoa y los Ayuntamientos de Irun y Hondarribia. Fruto de ese acuerdo, en 1994, se aprobó el Plan Especial de Ordenación y Protección de los Recursos Naturales del Área de Txingudi (Gipuzkoa).

En junio de 2013 se aprobaron definitivamente las medidas de conservación de la ZEC ES2120018 de Txingudi-Bidasoa y de la ZEPA ES0000243-Txingudi.

En 2014 se realizó desde Gobierno Vasco un Diagnóstico y análisis de prioridades urgentes para la restauración y conectividad de las marismas de Txingudi. A la par de constatar las medidas llevadas a cabo desde 1991, se identificaron algunos retos pendientes. Se constató, asimismo, la necesidad de renovar la visión sobre la recuperación del espacio y los ecosistemas estuarinos del conjunto de espacios incluidos en la Red Natura 2000.

Este Plan Director hace énfasis en una visión renovada y a largo plazo del proceso de regeneración. Su eficacia como plan se logrará por el nivel de consenso sobre sus directrices y la capacidad de influir positivamente en los procesos de revisión de aquellos otros planes con vigencia, operatividad plena y capacidad de regulación de derechos y deberes. Singularmente:

El Plan Director debe resultar inspirador de futuros convenios de colaboración que impliquen cada vez a más número de agentes y administraciones. Perfila los contornos de las inversiones necesarias, programando un calendario equilibrado y acorde con los períodos presupuestarios europeos.

plaiaundi

El Plan Director establece objetivos y directrices que no deben ser interpretados en sus diseños formales de una manera rígida, sino como recomendaciones, siendo su aportación más valiosa la visión integrada y finalista que ofrece.

Establece un calendario con horizonte 2015-2026, de 12 años, subdividido en 4 trienios 1T (2015-2017), 2T (2018-2020), 3T (2021-2023) y 4T (2024-2026), adaptado a la programación de la Normativa ZEC y a la programación de ayudas europeas.

Finalmente, asigna un Agente Colaborador por acción, considerando los siguientes Agentes:

La Estrategia quiere favorecer la consolidación de los espacios naturales protegidos y la recuperación de los ecosistemas de ribera, característicos del estuario del Bidasoa, y, a su vez, pone en valor elementos de patrimonio situados en la ribera del río.

3.4.1.4 Planeamiento Sectorial

El planeamiento sectorial actualmente vigente es el siguiente:

Otros instrumentos en tramitación:

3.4.2 Planeamiento Urbanístico

3.4.2.1 Plan General de Ordenación Urbana (PGOU)

El 28 de enero de 2015 se aprobó definitivamente la revisión del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Irun. Este documento revisa el PGOU cuyo Texto Refundido fue aprobado en 1999.

El principal objeto de la revisión ha sido dotar al municipio de un instrumento de planeamiento actualizado, válido y adecuado a todas las problemáticas actuales de carácter urbanístico, adaptado a la legislación vigente y al régimen jurídico aplicable, pero partiendo de un modelo de ciudad consolidado.

Este proceso de revisión se ha desarrollado en el marco definido en la Ley 2/2006 de Suelo y Urbanismo, así como por la Ley General de Protección del Medio Ambiente del País Vasco (Ley 3/1998 y los decretos que la desarrollan, valorándose desde su inicio el impacto ambiental de las actuaciones a plantear.

El documento aprobado definitivamente recoge en el apartado 1.3.3. de la Memoria (“La coincidencia con los criterios de Planificación Estratégica”) el vínculo que existe entre el propio documento de revisión del PGOU y los siguientes dos: Plan Estratégico Irun2020 y Agenda 21 Local.

Algunos de los proyectos definidos en el Plan Estratégico 2020 tenían una incidencia directa en las decisiones que debía tomar el planeamiento urbanístico, por lo que éste las recogió y sentó las bases para posibilitar su desarrollo. Por ejemplo, en el campo de la innovación, la potenciación de la ciudad como ciudad de servicios y comercio, como centro de ocio y turismo, el desarrollo de un polo tecnológico que contemple la implantación de actividades de innovación y creación de empresas o el desarrollo de un área de oferta educativa superior, continuando con la trayectoria ya iniciada. Todos ellos coinciden con propuestas del PGOU de asignación de usos que permitirán la implantación de estas actividades.

En cuanto a la Agenda 21 Local, presentada en enero de 2006, los documentos de Diagnóstico e Información del PGOU hicieron una mención especial a dicha iniciativa. El I Plan de Acción fue aprobado en febrero de 2007. En dicho plan de acción se establecían programas de mejora, promoción o desarrollo, dando lugar cada uno a una serie de acciones concretas, algunas de las cuales tienen relación con las medidas que son objeto específico de un Plan General de Ordenación Urbana, fundamentalmente las que están relacionadas con la Ordenación del Territorio y el Medio Ambiente.

Destacaban las de optimización e intensificación del aprovechamiento urbano de suelo al norte de la autopista A-8 o la extensión de la protección a zonas del término municipal que no contaban con ese nivel de regulación.

También incidían en el planeamiento urbanístico las medidas de posible orientación del crecimiento de actividades productivas hacia modelos de ocupación del suelo más compactos o la necesaria interconexión de espacios naturales.

Por último, se proponían algunas medidas como la mejora de las condiciones de movilidad a través de modos alternativos al vehículo privado o la de propiciar la salida de las empresas logísticas del núcleo urbano.

3.4.2.2 Condicionantes superpuestos a la ordenación urbanística

Son muchas las determinaciones y regulaciones que complementan la Ordenación Urbanística (General y de Desarrollo). Dichas afecciones se identifican como Condicionantes Superpuestos. Tienen su origen en disposiciones legales de rango normativo superior al planeamiento urbanístico, incluidos los instrumentos de Ordenación Territorial. Su carácter, vinculación y rango normativo son los establecidos en cada en las citadas disposiciones o instrumentos. Es el caso de:

Por ejemplo, en el caso concreto de las Servidumbres Aeronáuticas cabe destacar lo siguiente:

El Aeropuerto de San Sebastián se ubica en término municipal de Hondarribia, pero en suelos colindantes con los del término municipal de Irun, particularmente, con los barrios de San Miguel y la zona baja de la Avenida de Letxunborro. No son afecciones directas a nivel de superficie, pero sí a nivel de vuelo de los edificios, derivadas de las servidumbres aeronáuticas. También hay afecciones acústicas, igualmente, para la habitabilidad de los edificios.

Durante el proceso de revisión del PGOU de la incidencia de ambas servidumbres, que se ha ido complementando con diferentes entregas de documentación a la Dirección General de Aviación Civil (organismo responsable de la navegación aérea y de la gestión de los aeropuertos) para adecuar el documento del PGOU a este respecto.

En lo referente a servidumbres aeronáuticas se estará a lo recogido en el artículo 0.2.11 del documento Normativa de la Revisión del PGOU, donde se recoge la legislación vigente.

3.4.3 Otros instrumentos de planificación a nivel municipal

3.4.3.1 Agenda 21 Local

El debate y la apuesta por el desarrollo sostenible del municipio de Irun sintetizados en la Agenda 21 Irun se inicia en el año 2000. El 27 de septiembre de ese año el Ayuntamiento de Irun acuerda adherirse a la Carta Europea de la Ciudades Europeas hacia la Sostenibilidad (Carta de Aalborg).

En el año 2004, el Ayuntamiento de Irun junto con el de Hondarribia y Bidasoa Activa /Bidasoa Bizirik y en colaboración con el Departamento de Desarrollo Sostenible de la Diputación Foral de Gipuzkoa e IHOBE, Sociedad Pública de Gestión Ambiental S.A. constituyen un grupo de trabajo por la sostenibilidad bajo el nombre de Udaltalde 21 Txingudi.

En este marco se ha trabajado en el municipio de Irun tanto para la elaboración del Diagnóstico como en el posterior Plan de Acción. Tras la aprobación en febrero de 2007 del I. Plan de Acción de Agenda 21, el Ayuntamiento entró a formar parte de Udalsarea 21 (Red Vasca de Municipios hacia la Sostenibilidad) y comenzó a desarrollar las acciones incluidas en dicho documento.

Posteriormente, con objeto de gestionar eficazmente el I. Plan de Acción, y realizar el seguimiento del grado de ejecución del mismo, el Ayuntamiento participó en el 2010 y en el 2011 en el “Programa de Evaluación y Seguimiento de los Planes de Acción Local” de Udalsarea 21. Este programa permite a los municipios adheridos evaluar y programar anualmente las acciones del Plan de Acción y calcular los indicadores de sostenibilidad local, que guardan relación con los objetivos estratégicos del Plan.

A finales del año 2012 se concluyó que era necesario iniciar el proceso de revisión del I Plan con el objeto de darlo por concluido e iniciar el proceso de elaboración de un II Plan de Acción. Tras un largo proceso que incluyó una actualización del Diagnóstico inicial, y un amplio proceso de participación ciudadana, el 29 de abril de 2015 se aprueba el II Plan de Acción para la Sostenibilidad de Irun (2015-2025).

El Ayuntamiento de Irun ha participado desde 2010 en el Programa de Evaluación y seguimiento de los Planes de Acción de Agenda 21, ofrecido por la Diputación Foral de Gipuzkoa, y en el cálculo de los Indicadores de Sostenibilidad Local, coordinado por la sociedad pública IHOBE, del Gobierno Vasco. De esta forma, el Ayuntamiento ha utilizado en tres ocasiones (2010, 2011 y 2012) los recursos ofrecidos a municipios que participan en Udalsarea 21 (Irun es miembro de la red desde febrero de 2007) a la hora de gestionar eficazmente su Plan de Acción.

Con la elaboración de esta estrategia se busca potenciar ámbitos prioritarios de actuación recogidos en el II Plan de Acción de la Agenda 21 Local. Entre otros, es el caso de:

3.4.3.2 Plan Estratégico 2020

Persigue continuar la tarea de consolidación de las diversas actividades en las que Irun deberá basar su apoyatura económica y que el Plan General integró en su proceso de revisión, dando respuesta a los distintos retos que se plantean, estableciendo una serie de áreas estratégicas con identificación de proyectos clave en el campo de la innovación, con la potenciación de la ciudad enfocada al reforzamiento de los servicios, el comercio, el ocio y el turismo, o al desarrollo de un polo tecnológico que contemple la implantación de actividades de innovación y creación de empresas.

También se incide en este documento en la propuesta de desarrollar una oferta educativa superior, de carácter universitario, mientras que en el campo del Territorio y la Naturaleza plantea unos criterios de localización de suelos para actividades económicas que coinciden con los planteamientos de la Revisión del Plan General, y apoya la estrategia de reordenación del Espacio Ferroviario como la gran oportunidad para Irun para reforzar su papel central.

Se plantea en este documento continuar con la labor del anterior Plan Estratégico del Bidasoa, del año 1993, con una serie de objetivos como mejorar sistemas alternativos a la movilidad en vehículo privado, disponer de redes viarias que resuelvan los actuales problemas de transporte, o potenciar el factor centralidad de Irun en el ámbito Donostia-San Sebastián – Baiona, que deben confluir en los planteamientos de ambos documentos de planificación.

Basándose en este contenido, la presente Estrategia pretende potenciar el modelo establecido en el Plan Estratégico, potenciando la innovación, la creación y adaptación de las empresas al momento actual, así como el reforzamiento de los servicios, el comercio, el ocio y el turismo. A su vez, se profundiza en la adaptación de un modelo de movilidad rodada a otro en el que los modos de transporte no motorizados tengan más presencia.

3.4.3.3 Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS)

El objetivo principal del Plan de Movilidad Urbana Sostenible de Irun es alcanzar un nuevo equilibrio en los medios de transporte sobre unas bases de sostenibilidad y mejora de la calidad de vida urbana. El Plan analiza todos los aspectos relacionados con la movilidad de los vecinos y usuarios de la ciudad planteando intervenciones en los distintos ámbitos de la movilidad: en el transporte, en el espacio urbano, en el tráfico y en la accesibilidad.

Los objetivos y contenidos del Plan son:

El plan establece Áreas de Intervención (Movilidad peatonal, Movilidad ciclista, Transporte público, Ordenación de la circulación y estructura de la red viaria, Circulación y distribución de mercancías, Seguridad vial, Intervenciones sobre el espacio público – Espacio ciudadano, Aparcamiento, Gestión de la movilidad para colectivos específicos, Formación y educación en la movilidad sostenible, Organización municipal de apoyo a la movilidad sostenible, Mejora de la calidad ambiental y ahorro energético y Políticas urbanísticas y movilidad).

bidegorri

Para cada una de ellas existen programas y subprogramas. Un total de 57, y cada uno de ellos tiene objetivos específicos que permiten su evaluación medianteindicadores.En este momento se está ejecutando la Fase II del Plan de Acción, que finalizará en 2016.

La estrategia propone potenciar cuestiones recogidas en el PMUS, sobre todo en la línea de profundizar en la consecución de una red de itinerarios peatonales y ciclistas que estructuren el conjunto de la ciudad, y a su vez canalicen flujos territoriales o supranacionales (como la Red Euroveló, que une el norte y el sur de Europa).

3.4.3.4 Plan de Acción para la Energía Sostenible (PAES)

Aprobado en 2012, los objetivos principales del PAES de Irun son los siguientes:

En el PAES se ha formulado un Plan de Acción que cuenta con 92 medidas distribuidas según líneas estratégicas. En la definición de las mismas se ha tenido en cuenta la actuación en el conjunto de sectores (ayuntamiento, residencial y servicios) y líneas de intervención posibles (eficiencia energética, energías renovables, movilidad, residuos, agua y medio natural), a pesar de que en algunos de ellos el ayuntamiento tan sólo disponga de un rol impulsor o facilitador.

Para la redacción, se han tenido en cuenta:

La Estrategia pretende potenciar cuestiones recogidas en el PAES en la línea de la mejora de la eficiencia energética (reducción de la demanda en base al cambio en los modos de movilidad, en la reducción del consumo energético en los domicilios y en los edificios institucionales, etc.)

3.5 AnÁlisis de riesgos

En la siguiente tabla se identifican los riesgos que pueden afectar a la estrategia de Irun, su probabilidad de ocurrencia, su impacto y su estrategia de mitigación.

 

PIE DE PÁGINA

Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun