Saltar al contenido

Recomendaciones para un baño seguro en piscinas y playas

BAÑO SEGURO

La Real Federación Española de Salvamento y Socorrismo considera esencial los siguientes aspectos para evitar accidentes en la piscina: 

> Llevar siempre elementos de protección como protectores solares, chanclas, toallas o refrescos.
> Leer detenidamente las normas establecidas, y por supuesto, cumplirlas.
> Llevar anotado en algún sitio un teléfono de algún familiar o de contacto.
> Ducharse antes y después del baño.
> No correr por el bordillo de la piscina.
> Mirar antes de tirarse al agua; comprobar que no hay nadie en la zona.
> No empujar ni realizar juegos peligrosos 
> Protegerse bajo la sombra.
> No hacer ejercicio después de comer.
> Los niños siempre deben estar vigilados por una persona adulta.
> No utilizar manguitos o flotadores sin vigilancia y si no están permitidos.
> Ante cualquier duda o situación de peligro acudir al socorrista.



Por su parte, el Ministerio de Sanidad ha publicado una guía con los siguientes destacados:

> Elegir siempre lugares seguros, donde el baño esté permitido, zonas habilitadas y vigiladas por socorristas.
> Los niños que no sepan nadar deberán usar chalecos salvavidas, aunque estén en la orilla.
> Antes de tirarse de cabeza hay que conocer la profundidad para evitar lesiones en la cabeza y la espalda.
> Hay que comprobar la temperatura del agua, si está demasiado fría o caliente puede ser perjudicial para la salud.
> Esperar dos horas después de la comida antes de bañarse.
> No estar mucho tiempo expuesto al sol, especialmente en las horas centrales del día.
> Utilizar una gorra y protectores solares.
> Bañarse de noche o después de haber bebido alcohol es muy arriesgado.
> Es muy peligroso tirar de las rejillas que cubren los desagües en las piscinas porque la fuerza de succión es muy elevada.
> Aunque el mar esté en calma se deben respetar las indicaciones de la bandera.



La Organización Mundial de la Salud detalla algunas situaciones de riesgo:

> En muchos países el aumento de peligro puede guardar relación con una mala situación socioeconómica, la pertenencia a una minoría étnica, la falta de educación superior o el hecho de vivir en un medio rural.
> Dejar a un lactante desatendido o con otro niño en la bañera o próximo al agua.
> Consumir alcohol.
> Ciertas enfermedades, como la epilepsia.
> Turistas no familiarizados con los riesgos y las particularidades de las aguas locales.

Fuente: 20minutos



Enlaces asociados:

Obtener Adobe Reader

Para leer los archivos PDF es necesario tener instalado el programa Acrobat Reader. Consígalo gratis desde internet.

 

volver

 
Igazte Irun - tel. 943 50 54 44/40 - igazte@irun.org