Ayuntamiento de Irun: Irun.org

AYUDAS A LA NAVEGACIÓN

Saltar al contenido.

Vive Irun

A tu servicio

Conoce Irun

Tu ayuntamiento

Logotipo Ayuntamiento de Irun
Viernes, 16 Noviembre 2018 Consulta el tiempo metereológico Callejero Twitter Youtube RSS Instagram

Farmacia de guardia

Logotipo Ayuntamiento de Irun

Irun hoy

Cultura

El Museo Romano Oiasso analiza el cambio climático con su nueva exposición

*

 

Del 9 de noviembre al 24 de febrero se podrán visitar una serie de restos arqueológicos que explican cambios y tendencias climáticas registrados desde hace 2 millones de años

 

"Cambios climáticos en la historia" es una exposición temporal en Irun, fruto de una nueva colaboración con el Museo Arkeologi de Bizkaia

 

            La delegada de Cultura Juncal Eizaguirre, la directora del Museo Romano Oiasso Cristina Aguirre y el director del Museo Arkeologi de Bizkaia Iñaki García Camino han presentado este jueves la exposición temporal "Cambios climáticos en la historia", que se podrá visitar en Oiasso hasta el mes de febrero de 2019.

 

Juncal Eizaguirre valoraba positivamente "la unión de dos museos tan cercanos como son Oiasso en Gipuzkoa y el Arkeologi en Bizkaia. Fruto de esa alianza y unidos por la pasión que sienten por la arqueología, ofrecen esta exposición que tenemos la suerte de tener ahora en Irun. Es un privilegio para la ciudad poder contar con restos arqueológicos tan valiosos como estos que van a poder ayudar a entender, por ejemplo, cómo era la vida hace miles de años y cómo está afectando a nuestro entorno el cambio climático, un asunto de plena actualidad".

 

Como se detalla en la documentación editada por el Arkeologi Museoa de Bizkaia, "considerando que en los últimos dos millones de años se han sucedido periodos muy fríos y otros templados y que hoy en día tenemos la precepción de que el planeta se está calentando, cuando debería ir hacia una nueva glaciación, hemos querido hacer esta exposición para mostrar los cambios climáticos que se han producido a lo largo de la historia, lo que nos servirá para comprender la situación actual y, al menos, tener datos para planificar el futuro y no caer en errores irreversibles".

 

En la exposición se puede comprobar cómo los arqueólogos obtienen información para reconstruir la dinámica del clima a partir del análisis de los registros sedimentarios tanto los de origen natural, que se encuentran en las turberas como la del Zalama (en Karrantza), como antrópico, localizados en los yacimientos arqueológicos.

 

Los materiales que se encuentran en esos estratos y que corresponden a distintas épocas, indican cambios y tendencias climáticas. Por ejemplo, en estratos de hace 20.000 o 15.000 años se han hallado huesos de pingüino, de reno, de rinocerontes lanudos que eran las especies animales que campaban por Euskal Herria y que indican la existencia de un clima muy frio. En la exposición veremos la pelvis de un rinoceronte lanudo hallado en Kortezubi, las cuernas de un bisonte de Dima, el cráneo de una osa perteneciente a una especie ya extinguida de karrantza, mandíbulas de renos de Lekeitio o pequeños huesos de pingüinos también recuperados en Lekeitio.

 

Acabado este periodo glaciar hace unos 9.000 años, se inició un periodo interglaciar (El Holoceno) que llega hasta la actualidad. Ello no quiere decir que en estos últimos milenios no haya habido cambios. Por ejemplo, el fin del Imperio Romano coincidió con una época fría; el crecimiento agrario que Europa experimentó a partir del siglo VIII, con una época de bonanza climática, y la crisis del sistema feudal con un enfriamiento que los historiadores han denominado la pequeña Edad de Hiel;. Un enfriamiento que acentuó aún más la crisis manifiesta en la caída de la producción, las enfermedades y el hambre.

 

Desde hace más de 6.000 años las sociedades humanas han utilizado su ingenio no sólo para subsistir sino también para adaptarse a los cambios climáticos, explotar los recursos naturales y transformar el paisaje. Veremos así en la exposición una de estas herramientas que nos parece emblemática porque ha atravesado el tiempo, sin apenas variaciones. Hablamos de hachas de piedra, de bronce y de hierro empleadas para deforestar el bosque y obtener leña para calentar hogares, construir viviendas o hacer carbón vegetal. Algunos de estas hachas tienen más de 3000 años, como uno hallado en Güeñes, otros son más recientes como la de Tribisburu (de 2000) o la de Orduña, de sólo 200.

En los estratos de época reciente se están encontrando residuos industriales, plásticos o metales pesados que parecen indicar el comienzo de una nueva era geológica en la que parece que, por vez primera en la historia, el ser humano está modificando el clima, el orden de la naturaleza y que quizás estemos al comienzo de una nueva era en la Historia de la tierra que los geólogos denominan Antropoceno.

 

Ilustran estos cambios, por ejemplo, los estratos de la playa de Azkorri formadas por arena cimentada con residuos industriales y escorias procedentes de los Altos Hornos y de las embarcaciones que descargaban el lastre directamente en la mar. La exposición se articula en 6 unidades expositivas que se distribuyen en una superficie de 90 metros cuadrados, con los contenidos y materiales ilustrativos que incluyen piezas varias y paneles con fotografías.

La exposición "Cambios climáticos en la historia" se podrá visitar del viernes 9 de noviembre al 24 de febrero en el siguiente horario: los martes, miércoles y jueves de 10h. a 14h. y viernes y sábado de 10h. a 14h. y de 16h. a 19h.; los domingos de 10h. a 14h.

 

© Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun
SAC. Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52

© Irungo Udala - Ayuntamiento de Irun - www.irun.org - SAC. Tel. 010 - Tel. 943 50 51 52